Bolivar, el conquistador, a 237 años de su nacimiento

Este 24 de julio se conmemora el natalicio del libertador Simón Bolívar, quien fue un militar y político de la época pre-republicana de la Capitanía General de Venezuela y el libertador de seis naciones en América. También destaca su influencia como fundador de la Gran Colombia.

Bolívar nació el 24 de julio de 1783 en una casa colonial ubicada al oeste de la Plaza San Jacinto de Caracas, Venezuela. Sus padres, Juan Vicente Bolívar y María Concepción Palacios, lo llamaron Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Ponte y Palacios Blanco, pero es mayormente conocido como Simón Bolívar.

El padre de Bolívar murió cuando él tenía dos años y la madre cuando tenía nueve, ambos de tuberculosis, quedando en la orfandad. Luego de esto, Simón Rodríguez fue el encargado de su educación y quien lo inició en el estudio de los enciclopedistas franceses.

Bolívar quiso formar una gran confederación que uniera a todas las antiguas colonias españolas de América, inspirada en el modelo de Estados Unidos.

A los 15 años Bolívar se fue a España para continuar con su educación, ahí conoció a María Teresa Rodríguez del Toro y Alayza, con quien se casó en 1802. Al poco tiempo de volver a Venezuela, en 1803, María Teresa murió de fiebre amarilla. Bolívar juró jamás volver a casarse.

Su paso por México

Aún no cumplía los 16 años cuando Bolívar pasó por México. Llegó al Puerto de Veracruz el 2 de febrero de 1799 en el navío de guerra San Ildefonso, procedente de La Guayra y con destino a España. Como el barco habría d permanecer algún tiempo en Veracruz, decidió conocer la capital del virreinato, pasando por Puebla y Jalapa.

Durante 8 días fue huésped del oidor Guillermo de Aguirre y tuvo oportunidad de conocer al virrey Miguel de Azanza, a quien escandalizó con sus opiniones sobre la justicia de la causa americana. El 20 de marzo continuó su viaje a Europa, pasando por La Habana. Su breve estancia en México perduró en sus recuerdos. Siempre se refirió a la capital como ‘la opulenta’ y al país lo calificaba de ‘rico y grande’, y también de ‘agradable, sano e independiente’.

En 1810 se unió a la revolución independentista, que estalló en Venezuela, dirigida por Franciso de Miranda. Debido a su fracaso obligó a Bolívar a huir del país en 1812. Fue así como se puso al mando del movimiento desde Cartagena, pidió ayuda a Nueva Granada para liberar a Venezuela porque su causa era la misma. Bolívar recibió esa asistencia y en 1813 lanzó una segunda revolución que entró triunfante a Caracas el 6 de agosto y en donde le ratificarían el título de «El Libertador».

Bolívar quiso formar una gran confederación que uniera a todas las antiguas colonias españolas de América, inspirada en el modelo de Estados Unidos. Por eso, a pesar de haber logrado la liberación de Venezuela, luchó por otras independencias. Liberó al Virreinato de Nueva Granada (la actual Colombia). En 1819 creó la República de la Gran Colombia (constituida por lo que hoy son Colombia, Venezuela, Ecuador y Panamá).

La muerte del libertador

El Libertador Simón Bolívar murió a sus 47 años el 17 de diciembre de 1830. Su cuerpo recibió cristiana sepultura en el altar mayor de la suntuosa Catedral Basílica de Santa Marta, hasta que en diciembre de 1842 fueron trasladados a Venezuela, cumpliéndose así el mandato de su testamento.

Su cuerpo recibió cristiana sepultura en el altar mayor de la suntuosa Catedral Basílica de Santa Marta.

Bolívar en frases

“Más cuesta mantener el equilibrio de la libertad que soportar el peso de la tiranía”.

“Todos los pueblos del mundo que han lidiado por la libertad han exterminado al fin a sus tiranos”.

“El arte de vencer se aprende en las derrotas”

“Las naciones marchan hacia su grandeza al mismo paso que avanza su educación”

“Por la ignorancia nos han dominado más que por la fuerza”

“Cuando la tiranía se hace ley, la rebelión es un derecho”