¿Mito o realidad? 157 Aniversario luctuoso de ‘El Pípila’

Siempre me es grato ver las disputas de los historiadores, ya que cada uno dice tener siempre la verdad en sus manos, otros en sus mentes y otros en documentos, pero siempre defienden su punto de vista como el que más.

Uno de los casos más controversiales en la historia de México, (a más de otros que merecen un artículo aparte) es sin duda alguna el de Juan José Martínez, mejor conocido como ‘El Pípila’ ya que muchos niegan su existencia y lo atribuyen a una leyenda surgida posterior al fragor del sitio de la Alhóndiga de Granaditas en Guanajuato; otros, dicen que el hecho en realidad ocurrió y entre uno y otro debate, existen pruebas de la existencia de un hombre que pudo o no, haber determinado el curso de la historia.

A Juan José Martínez, se le atribuye el quemar la puerta de la Alhóndiga de Granaditas en Guanajuato, en 1810, cuando los insurgentes encabezados por Miguel Hidalgo se apoderaron de esa ciudad.

Sin embargo, en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado de Guerrero, específicamente en el ejemplar del 16 de agosto de 1899 se transcribió una carta con datos sobre el ‘Pípila’.

Ese personaje legendario, cuyo nombre ya dijimos era Juan José Martínez, se le atribuye el quemar la puerta de la Alhóndiga de Granaditas en Guanajuato, en 1810, cuando los insurgentes encabezados por Miguel Hidalgo se apoderaron de esa ciudad.

Su imagen se ha idealizado y constituye parte de nuestra historia.

Lo peculiar y sorprendente de este texto es que afirma que el ‘Pípila’ era originario de Taxco, pero se encontraba en Guanajuato porque había emigrado a trabajar en las minas de aquella población. Para quienes quieran leerlo, el periódico se localiza en el libro número 17 de la hemeroteca del Archivo Histórico del Estado de Guerrero, según fuentes consultadas.

El personaje Juan José de los Reyes Martínez, ‘El Pípila’ falleció el 25 de julio de 1863 en San Miguel de Allende, su ciudad natal, ubicada en el estado de Guanajuato, México. Luego de culminar la batalla de la independencia mexicana, ‘El Pípila’ regresó a su antigua ocupación laboral como minero. Se cree que su muerte estuvo ligada al polvo y a los gases tóxicos que aspiró durante años en las minas en las que trabajó.

Su hazaña lo hizo leyenda

Para poner en contexto a nuestro personaje, hay que destacar que ‘El Pípila’ formó parte del ejército de Miguel Hidalgo en la Guerra de Independencia.

Hidalgo quería tomar este espacio que funcionaba como almacén de las cosechas que abastecían al ejército realista y donde muchos españoles se resguardaron. Después de varios intentos de ataque, los insurgentes opinaron que la única opción para entrar y tomar la Alhóndiga era quemar la puerta principal. Una hazaña complicada que requería de mucho valor e inteligencia. Algo que pensaron no cualquiera podía hacerlo, hasta que un miembro de la tropa, ‘El Pípila’ se ofreció para dicha misión. Cargó sobre su espalda una losa de piedra para protegerse del fuego enemigo. Llegó a la puerta y le prendió fuego con una antorcha.

Con este gesto tan heroico, el ejército insurgente pudo entrar y, tras varias horas de combate, los españoles que se hallaban escondidos se rindieron. Reyes Martínez fue la pieza clave para obtener la victoria en esta batalla.

Su muerte

Hay varias teorías sobre su muerte. Una de ellas relata que, luego de los movimientos independistas, volvió a trabajar en las minas y murió el 25 de julio de 1863, a causa de una enfermedad respiratoria común entre los mineros debido a la prolongada exposición al polvo. Otros cuentan que murió en los combates de la guerra de Independencia.

Para recordar su hazaña se construyó una estatua de cantera rosa y fue colocado en lo alto de un cerro en Guanajuato.

En su honor, se erigió una estatua de cantera rosa y fue colocado en lo alto de un cerro, por lo que es ideal para obtener una vista panorámica de la ciudad tanto de día como de noche a espaldas del Teatro Juárez en la colonial ciudad.

Algunos defienden su existencia, mientras que otros lo consideran un mito. ¿Tú qué opinas?