Vincent van Gogh, 130 años de una fatídica decisión

Hijo de pastor, Vincent van Gogh nació el 30 de marzo de 1853 en Groot-Zundert, cerca de Breda (Países Bajos). A partir de 1869, trabajó en el mercado del arte en Hague, Londres y París. Además de esto, van Gogh deseaba tomar clases en Bruselas para ser predicador laico.

Sin embargo, no fue seleccionado para esta formación y se mudó, sin formación, a una región hullera de Bélgica donde fue predicador y profesor. Van Gogh había tenido dos amores inadecuados e infelices y había trabajado sin éxito como empleado en una librería, vendedor de arte, y predicador en Le Borinage (una región aburrida de minera en Bélgica), donde fue despedido por ‘exceso de celo’. En 1879, decidió convertirse en pintor y se puso bajo la protección artística de su primo A. Mauve en los años 1883 a 1885, dibujando y pintando junto a su padre en Neuen. Hasta entonces, pintaba con colores terrosos y pesados, lo cual cambió cuando llegó a París en 1885.

En París, Van Gogh estudió con Cormon, conoció inevitablemente a Pissarro, Monet, y Gauguin.

Se quedó en Bélgica a estudiar el arte, dedicado para dar felicidad creando belleza. Las obras de este período temprano en Holanda son pinturas de género muy iluminadas y de tonos sombríos de las que la más famosa es Los comedores de papas (1885). En ese año Van Gogh fue a Antwerp donde descubrió las obras de Rubens y compró muchos grabados japoneses.

Su obra ‘La noche estrellada’, es de sus más conocidas.

En 1886 fue a París para unirse con su hermano Theo, el director de la Galería de Goupil. En París, Van Gogh estudió con Cormon, conoció inevitablemente a Pissarro, Monet, y Gauguin, y empezó a dar más luz a su paleta muy oscura y pintar en las brochadas cortas de los impresionistas. Su temperamento nervioso le hizo un compañero difícil y las discusiones que duraron toda la noche, en combinación con pintando todo el día, afectaron a su salud.

Decidió ir al sur de Arles donde tuvo la esperanza de abrir una escuela de arte con sus amigos. Gauguin hizo el viaje a Arles pero el resultado fue un desastre. En el fin de 1888, después de un incidente, Gauguin tuvo que salir de Arles.

En Provence, van Gogh desarrolló un estilo artístico particular realizado con colores vivos y cálidos y el cual se desata del estilo impresionista. Con su estilo, se volvió, junto a Gauguin, Cézanne y Munch, uno de los precursores del fovismo y del expresionismo. Aunque haya vivido en una miseria casi total y dependía financieramente de su hermano, sus obras son unas de las más conocidas y caras del mundo hasta hoy en día.

Durante su carrera breve vendió solamente una pintura. Las obras más finas de Van Gogh fueron producidas en menos de tres años por una técnica que crecía más y más apasionada en la brochada, en color simbólico e intenso, en tensión superficial, y en el movimiento y la vibración de forma y línea. La fusión inimitable de forma y contenido de Van Gogh es poderosa, dramática, rítmica, imaginativa y emocional. El artista estaba absorto completamente en el esfuerzo para explicar su lucha contra su locura o en la comprensión de la esencia espiritual de hombre y naturaleza.

Durante su carrera breve vendió solamente una pintura.

En 1888, se muda de París para instalarse en Arles. Su estado psíquico se degrada rápidamente e incluso fue internado en 1889 en el hospital de Arles y después en Saint-Rémi. En ese mismo año, a causa de estos trastornos mentales, agredió a su amigo Gauguin quien había ido a visitarlo. Esto causó la separación entre los dos amigos, lo cual llevó a Van Gogh a cortarse su oreja. Finalmente, en 1890, decidió ir a Auvers-sur-Oise, cerca de París, con el Dr. Gachet, que era un pintor aficionado y un gran admirador de los impresionistas. El 27 de Julio de 1890, se disparó a sí mismo ‘por el bien de todo’ y murió 2 días más tarde.