145 años sin Hans Christian Andersen

El famoso escritor Hans Christian Andersen nació en Odense, Dinamarca, un 2 de abril de 1805. Su familia era pobre y humilde. Con 14 años parte solo, casi sin medios, a Copenhague con la idea de probar suerte en el teatro, su gran pasión junto a los libros y las historietas.

Tras tres largos años de mala suerte, tuvo la fortuna de conocer al canciller Jonas Collin, el cual dándose cuenta de su talento le envía a una escuela de Slagelse para que reciba una instrucción formal.

Su primer trabajo en prosa fue ‘Caminata desde el canal de Holinen hasta la punta oriental de Amager’.

Según palabras del propio Andersen, los años pasados en esta escuela fueron los más sombríos de su vida. Es en esta época cuando escribe su primera obra; En 1827 imprime de forma anónima ‘El niño moribundo’. Desde entonces comienza a cosechar éxitos literarios; sus poemas se publican en algunos de los principales diarios de la época y presenta su primer trabajo en prosa ‘Caminata desde el canal de Holinen hasta la punta oriental de Amager’ y su primera obra de teatro ‘ý Amor en la torre de San Nicolás’.

Entre 1833 y 1834 visita Francia e Italia. En 1835 publica el primer fascículo de los ‘Cuentos de hadas, contados para los niños’. Tan grande es la aceptación que tienen los cuentos que a esta primera colección siguen otras muchas, casi una por año, con obras tan conocidas como ‘La sirenita’, ‘La pequeña vendedora de fósforos’, ‘Pulgarcita’, ‘El Patito Feo’ o ‘La Reina de las Nieves’.

Sin duda, sus cuentos, traducidos a más de 120 idiomas, han dado a Hans Christian Andersen una fama universal entre niños y adultos.

Según el sitio Rincón Castellano, le encantaba viajar y cuando visitaba un país nuevo solía escribir un relato del viaje. Durante 1862 y 1863 realiza un viaje a España, publicando con posterioridad el relato de su recorrido en: ‘I Spanien’ (En España).

Sus cuentos, traducidos a más de 120 idiomas, han dado a Hans Christian Andersen una fama universal entre niños y adultos.

En 1867 es nombrado Hijo Predilecto y Ciudadano Honorario de su ciudad natal. Su sexta y última novela, ‘Pedro el afortunado’, la escribe en 1871. En 1872, publica la última entrega de sus cuentos de hadas.

Reconocido y admirado mundialmente murió el 4 de agosto de 1875. A su funeral, celebrado el 11 de agosto acudió el Rey de Dinamarca.

Los cuentos de Andersen

Sus cuentos, dedicados a niños, resultan también atractivos para los adultos por el sentido moral y filosófico que se esconde tras cada historieta.

Como danés que fue, Andersen, recurrió con frecuencia a personajes propios del folklore de su país: duendes, trolls, hadas, brujas, elfos, driandes están presentes en sus obras, aunque también son fuentes de inspiración para él las creencias y leyendas de los países nórdicos que visita.

Hans Christian Andersen falleció un día como hoy, pero de 1875 y sus obras han sido traducidas a casi todos los idiomas conocidos, además de haber sido adaptadas al teatro, cine, ballets, dibujos animados e incluso han llegado al mundo de los video juegos donde sus personajes siguen dando sus enseñanzas morales. Sus restos se encuentran en el cementerio de Assistens de Copenhague, donde reposan otros tantos famosos.

Los restos de Hans Christian Andersen se encuentran en el cementerio de Assistens de Copenhague, donde reposan otros tantos famosos.