82 años sin Stanislavski

Hijo de un rico fabricante lo que le proporcionó un gran apoyo financiero para sus aventuras teatrales, Konstantín Serguéievich Stanislavski nació el 17 de enero de 1863 en Moscú.

En el año 1897 y junto a Vladimir Nemiróvich-Dánchenko crea el MAT, el primer teatro de Rusia con una compañía completamente profesional.

A Stanislavski se le considera un maestro ruso de las artes escénicas modernas, ya que recomienda a los críticos las distintas etapas de ese oficio investigativo, entre ellas el conocimiento del hecho artístico desde su génesis: estudio de mesa y su análisis.

Según el sitio buscabiografías guiaba a los actores a reproducir en ellos el mundo emotivo de los personajes para que éste fuera proyectado al espectador como experiencia verídica, sin teatralidad artificial.

Stanislavski denominó este efecto ‘realismo psicológico’.

Desde 1907 hasta su muerte, se dedicó a desarrollar un sistema de formación dramática. Llegó a la conclusión de que los actores que recordaban sus propios sentimientos y experiencias, y los cambiaban por los de los personajes, podían establecer un vínculo con el público. Expone claramente sus elementos clave: la relajación, la concentración, la memoria emocional, las unidades, los objetivos y los superobjetivos.

Stanislavski guiaba a los actores a reproducir en ellos el mundo emotivo de los personajes para que éste fuera proyectado al espectador como experiencia verídica, sin teatralidad artificial.

Fue el primero en reconocer la universalidad de las técnicas empleadas por los actores extraordinarios y formuló un sistema moderno para abordar la actuación. Dio a este proceso el nombre de técnica vivencial. Esta difícil técnica permitía a los actores repetir su trabajo escénico sin tener que confiar en la inspiración.

No te ames a ti mismo en el arte, sino al arte en tí mismo

Stanislavski

Tras la Revolución Rusa de 1917, exploró las posibilidades de un teatro improvisado. Intentó dar a los intérpretes los medios artísticos para poder abordar el texto de acuerdo con las motivaciones de los personajes. Tradicionalmente, este proceso estaba bajo el control del director. Al final de su vida, sin embargo, Stanislavski experimentó con una fórmula que otorgaba de nuevo al director el completo control intelectual sobre el proceso de ensayo. Denominó a esta técnica ‘Teoría de la acción física’.

Fue autor de ‘Un actor se prepara’ (1936) y ‘La construcción del personaje’ (publicación realizada de forma póstuma en 1948).

La lectura y comprensión de sus libros son una referencia obligada para los actores de hoy en día.

Konstantín Stanislavski falleció un día como hoy, 7 de agosto, pero de 1938 en Moscú.