Feliz Día Internacional de la Cerveza

La cerveza es una de las bebidas fermentadas más antiguas de la humanidad y una de las más valoradas. Y desde el año 2007 se celebra cada primer viernes del mes de agosto el Día Internacional de la Cerveza, una tradición que tiene como origen un pequeño bar de Santa Cruz, California (Estados Unidos). La celebración llamó tanto la atención que actualmente se celebra por todo el mundo, incluyendo 207 ciudades, 50 países y 6 continentes. Y va en aumento.

Esta celebración con la cerveza como protagonista puede variar según el lugar del mundo en que nos encontremos. Por ejemplo, en Alemania celebran el Día de la Cerveza el 23 de abril. En EEUU el 5 de abril. Pero lo que sí es cierto es que se está estandarizando a nivel mundial el Día Internacional de la Cerveza el primer viernes de agosto.

Origen de la cerveza

Como hemos dicho, la cerveza es una de las bebidas más antiguas de la Humanidad. De hecho, los primeros indicios de la elaboración de cerveza datan de los sumerios en la Baja Mesopotamia, allá por el año 4.000 antes de Cristo. La elaboraban a base de cebada. Posteriormente en el Imperio Babilónico, la elaboración de cerveza se fue perfeccionando.

La primera receta conocida se encuentra en el Código de Hamurabi, el conjunto de leyes más antiguo que se conserva, precisamente creado en la antigua Mesopotamia.

Los egipcios elaboraban cerveza mezclándola con miel, dátiles y canela. La cerveza fue pasando por todas las civilizaciones: griegos, romanos, germánicos.

La cerveza tiene una historia muy interesante.

Uno de los hitos importantes en la fabricación de cerveza fue el inicio de la capacidad de cultivar las levaduras fermentativas, este hito fue alcanzado en las primeras décadas del siglo xx d. C.. Anteriormente a estas fechas, el mosto de la cerveza se inoculaba con las fermentaciones precedentes, siendo el proceso poco eficiente e impredecible. En 1883 el micólogo danés Emil Christian Hansen, de los laboratorios de Carlsberg, ideó un método para emplear cultivos unicelulares en la producción de levaduras.  La utilización de cultivos puros de levaduras se adoptó de inmediato en todo el mundo. Primero en las cervezas de tipo lager y posteriormente en las ale. La investigación en el terreno de la microbiología aplicada a los mecanismos de las levaduras permitió la aparición de nuevos tipos de cervezas desconocidos hasta la fecha. Las cervezas tipo lager (concretamente las pale lager) suponen, a comienzos del siglo xxi d. C., casi un 90 % de la producción mundial.

Durante la Revolución Industrial la producción de cerveza tuvo que pasar de ser artesanal, y orientada exclusivamente al consumo doméstico, a ser producida a escala industrial y orientada a las masas.​ A este incremento de la producción mundial contribuyeron, por una parte, las mejoras tecnológicas aplicadas a la industria y el aumento en el conocimiento de los procesos microbiológicos existentes en la producción de la cerveza y, por otra, la constante urbanización de las clases sociales. En el siglo xx d. C. la producción cervecera mundial se encontraba en manos de compañías multinacionales (algunas como Anheuser-Busch InBev) y varios miles de pequeños productores, que van desde los denominados brewpubs hasta cerveceras regionales (aludiendo al término terroir). La cerveza se consume en cientos de variedades en locales hosteleros como: bares, tabernas, pubs, biergartens y festivales especiales, así como celebraciones diversas a lo largo del mundo. Una de las últimas innovaciones del siglo xxi d. C. l son las microcervecerías.

La producción de cerveza fue en un principio un producto artesanal. Hausbuch der Mendelschen Zwölfbrüderstiftung, Band 1. Nürnberg 1426–1549. Stadtbibliothek Nürnberg, Emb. 317,2 °, a través de http://www.nuernberger-hausbuecher.de/

Se tiene conocimiento de la cerveza según algunos historiadores que apuntan a su origen probable con el nacimiento de la agricultura en el 10.000 a. C. en el paleolítico superior. Sin embargo, se tienen bien documentadas, producciones de cerveza en Sumeria, Antiguo Egipto, en el periodo grecorromano, los imperios romano y carolingio; la Edad Media, así como en territorios como Asia, Oceanía y África y toda la evolución hasta nuestros días donde los envases, producción y fórmula se han modificado para tener el sabor que toman las bebidas en nuestras mesas hoy día.

10 beneficios de la cerveza

La cerveza no solo es una bebida rica y refrescante, sino que también tiene beneficios para nuestra salud, siempre que se consuma con moderación. Te enumeramos algunos de los más conocidos:

Es un alimento bajo en grasa y nutritiva ya que contiene carbohidratos, vitaminas del grupo B y minerales.

Tiene calcio, potasio, magnesio, vitamina B9 y fósforo, por lo que previene la aparición del colesterol, diabetes y enfermedades renales.

Es rica en antioxidantes y vitamina B6, bueno para evitar enfermedades cardiovasculares. Disminuye el riesgo de ataques al corazón.

En las mujeres, la cerveza puede retrasar la aparición de los síntomas de la menopausia, por su contenido en silicio y fitoestrógenos. Además, mejora la salud ósea previniendo la osteoporosis.

Mejora el sistema inmunológico, especialmente en las mujeres, al mejorar la respuesta inmune ante determinados microorganismos.

Protección frente a enfermedades como el Alzheimer y otras enfermedades cognitivas, por su contenido en silicio.

Prolonga la vida, por sus propiedades antioxidantes, evitando el envejecimiento de las células.

Recuperación para deportistas, favoreciendo la hidratación y que la recuperación sea más rápida. Un vaso de cerveza después de una buena sesión de running tiene muchos beneficios físicos y psicológicos.

La cerveza sin alcohol es beneficiosa para las mujeres embarazadas por su alto contenido en ácido fólico.

Ayuda a mejorar las relaciones sociales, ya que la cerveza se suele consumir en compañía de amigos.

La cerveza ayuda a mejorar las relaciones sociales, ya que la cerveza se suele consumir en compañía de amigos.

Curiosidades sobre la cerveza

Alrededor de la cerveza existen muchas curiosidades que, seguro que te van a sorprender, te contamos algunas de ellas:

Mientras que en países como España o EEUU la forma de consumir una cerveza no es tan importante, siempre que esté fresca, en países como Bélgica o Alemania existe todo un ritual para su consumo: desde el recipiente donde se sirve hasta la perfección de su espuma.

La cerveza está hecha fundamentalmente de agua y cereales. Y el sabor de la cerveza depende mucho de la calidad del agua con la que se elabora.

Es recomendable almacenar las botellas de cerveza de pie en vez de tumbadas, para minimizar la oxidación de la chapa.

En el Museo Británico se conserva el llamado Monumento Azul: dos piedras grabadas con más de 5.000 años de antigüedad donde se puede ver una ofrenda de cerveza a la diosa Nin-Harra.

Se cree que los trabajadores de las pirámides en el antiguo Egipto cobraban parte de su salario en cerveza.

Los vikingos creían que, tras la muerte, les esperaría un paraíso donde había una cabra gigante que les suministraría eternamente de cerveza.

Se cuenta que, en 1922, el dueño de un restaurante no tenía suficiente cerveza para ofrecer a un grupo de ciclistas, y la mezcló con limón para aumentar su cantidad, con lo que se inventó la “clara” o “radler”. Radler se traduce como “grupo o pelotón de ciclistas”.

España es el país europeo donde más cerveza sin alcohol se consume (aproximadamente un 14%). Embarazadas, personas que tienen que conducir, o personas que por cualquier motivo no pueden consumir alcohol, disfrutan también de la cerveza en esta variedad.

Los propósitos oficiales del Día de la Cerveza son básicamente reunirse con amigos y disfrutar del sabor de la cerveza. Es una fiesta con muchos seguidores y donde la principal protagonista es la cerveza. ¡Salud!

La cerveza es una de las bebidas fermentadas más antiguas de la humanidad y una de las más valoradas.

¿Cómo celebrar el Día Internacional de la Cerveza?

Puede haber muchas formas, pero en todas las se resumen en tomar una buena caguama, botella o vaso de cerveza, mucho mejor si estás bien acompañada o acompañado.

También puedes disfrutar de alguna de las recomendaciones que te hacemos a continuación, degustando algunas cervezas artesanales, o comprando un paquete para elaboración de cerveza artesanal y hacerla tú mismo en casa. En Matamoros contamos con cerveza artesanal de muy buen sabor, según conocedores del tema.

Sea como sea, te deseamos un ¡Feliz Día Internacional de la Cerveza!