CRÓNICA FRONTERIZA

La Historia Conservadora

Por: Andrés F. Cuéllar

Podemos decir que la historia conservadora en nuestro país es la continuación de la visión que tenían los españoles respecto a la Nueva España o México. Por supuesto que el héroe principal era el Rey de España y en su honor se hacían las principales fiestas: ascensión al trono, bautizo de un Infante, llegada de un virrey.

Durante la Guerra de Independencia, López Rayón festejó y declaró el 16 de septiembre como fiesta nacional en el territorio que controlaba. Al consumarse la Independencia se consideró más importante esta fecha y durante años se tenía poco más de una quincena de festejos comenzando el 16 que se cambió al 15 y terminaba el 27 de septiembre. Claro, la culminación era la más importante.

Don Lucas Alamán publicó la historia que pudiéramos llamar consolidada reforzada con cinco tomos.

Durante la República se fueron definiendo dos, la historia que pudiéramos llamar consolidada reforzada con la publicación de los cinco tomos de Don Lucas Alamán y la liberal cuyo primer representante fue Carlos María de Bustamante.

Conforme transcurrió el siglo XIX fueron apareciendo escritores como el Padre Mariano Cuevas.

Conforme transcurrió el siglo XIX fueron apareciendo escritores como Francisco de Paula Arrangoiz. Niceto de Zamacois el Padre Mariano Cuevas. Y en el Siglo XX el Padre Bravo Ugarte, Alfonso Junco, Carlos Pereyra y muchos otros. Hasta la actualidad continua teniendo vitalidad con escritores que defienden sus tesis y nos tratan de convencer que debemos querer a Hernán Cortés, Agustín de Iturbide Maximiliano, Porfirio Díaz y otros.