‘El tiempo y el cuerpo son mis obsesiones’: Gabriela Cantú Westendarp, poeta

En la mente de Gabriela Cantú Westendarp este periodo de confinamiento ha valido para reflexionar, hacer una revisión de algunos acontecimientos que la han marcado.

“Es algo que lo tengo en mi cabeza y en estos últimos meses me he puesto a pesar mucho en el paso del tiempo, justamente por estar encerrados, hay una sensación de que el tiempo está pasando de otra manera, también estoy llegando a la mitad de la vida y he estado en una profunda reflexión sobre lo que he hecho todos estos años”, expresó la escritora.

“Mucho tiene que ver con la relación con mi padre, que murió hace dos años, con esta necesidad de tener su aprobación, de aprovechar el tiempo; la vida se va en un segundo, y me aterra de pronto vivir, es la verdad y de alguna manera eso me hacer ser intensa y vivir las cosas intensamente”.

Cantú Westendarp fue entrevistada por la escritora Marisol Vera Guerra sobre su obra poética, su proceso de escritura y su transformación en el sentido humano, en la sesión del programa Diálogos con los autores de Nuevo León, transmitido por CONARTE y la Casa de la Cultura de Nuevo León a través Facebook Live.

Dialoga la ganadora del Premio Nacional de Poesía Ramón López Velarde 2012 en sesión de Facebook Live de CONARTE; habla de su trabajo en la escritura, del confinamiento, sus reflexiones y sus males físicos.

“El tiempo y el cuerpo son mis obsesiones”, manifestó la poeta, Premio Nacional de Poesía Ramón López Velarde 2012.

En la charla, la escritora también reveló que padece fibromialgia desde hace tiempo.

“Cuando uno tiene dolores en el cuerpo, se hace consciente de su cuerpo, y el dolor te empieza a controlar. Hay cosas que nunca desparecen y el cuerpo tiene memoria y todo eso lo va acumulando en algunas partes que todavía no nos quedan muy claras.

“Siento que tengo una conciencia muy amplia sobre mi cuerpo, bailé por muchos años, tuve educación de danza, era algo que disfrutaba mucho, cuando danzaba entraba en otro mundo, que era mío y donde me podía desplazar de acuerdo a lo que escuchaba y a un ritmo que se fue gestando dentro de mi cuerpo”, manifestó Cantú Westendarp.

“Las diferentes artes están estrechamente ligadas entre sí. En la poesía tenemos imágenes, movimiento, el ritmo de la música y el movimiento de la danza. Lo que se produjo fue esta concatenación adentro, esta fusión y de manera natural surgió este dialogo entre mi cuerpo y el cuerpo que saco y veo en una hoja, el texto, que es un cuerpo poético”.

Su poemario Material peligroso

“Mi libro Material peligroso es el más conocido y leído, que marca mi carrera como escritora, porque con ese poemario logré dar un giro a la tuerca dentro de mi propio proceso creativo”, señaló la poeta.

“El lenguaje es amigable, pareciera que hay una sencillez, pero en esto me pongo a pensar en el poeta inglés Samuel Taylor y su libro La balada del viejo marinero, y uno de los principios de este poeta es que, si tu texto se puede decir de una manera más sencilla, te falta trabajo. Yo no creo que tu texto tiene que ser escrito de una manera compleja para que seas profundo y nos dispare a muchas dimensiones”, expresó.

“La gente al leer Material peligroso y que no está acostumbrada, entrenada en leer poesía, de pronto dice: qué es y se sorprende. Y eso me gusta, porque ese es el objetivo, sorprender o conmover al otro y para llegar a esto, fui pasando por un proceso, yo buscaba escribir poesía en prosa, y estuve experimentando mucho.

“Con ese poemario logré dar un giro a la tuerca dentro de mi propio proceso creativo”, señaló la poeta.

“Traduje muchos poetas del inglés al español y leí autores de diversas partes del mundo y creo que todo esto produjo a manera de accidente este libro. Fue un hallazgo para mí encontrarme con esta forma de expresarme, de cortar los versos que resultan diferentes, la puntación es distinta, la entonación y a final de cuentas creo que todos los procesos creativos sacuden mucho al creador y lo trasforman”, expresó.

“Acabo de terminar un libro y acabé muy desgastada, vivo este proceso creativo muy intensamente, vierto todo lo que tengo y me canso mucho y me transformo, siento que con cada libro me he trasformado”.

Gabriela Cantú Westendarp

Escritora y promotora cultural mexicana. Licenciada en Estudios Internacionales por la Universidad de Monterrey. Maestra en Ciencias con Especialidad en Lengua y Literatura por la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Obtuvo el Premio Nacional de Poesía Ramón López Velarde 2012 y la Mención Honorífica en el Premio Regional Carmen Alardín 2011. Recibió la beca, en el área de poesía, del Centro de Escritores de Nuevo León en 2006. Fue co-fundadora de la revista de arte y literatura Otra orilla.

Ha sido directora de Difusión Cultural de la Universidad Metropolitana de Monterrey. Imparte talleres de lectura y creación poética en diversas instituciones. Ha sido integrante del Consejo Editorial de El Norte.

Es fundadora de Primer Cuadro, Casa Editorial de la Universidad Metropolitana de Monterrey e integrante de varios consejos editoriales. Tiene publicados cinco libros de poesía y una novela. Ha sido traducida a varios idiomas.

La charla puede ser vista y escuchada en el siguiente enlace: