Felicidades a todos los actores en su día

Ya sea que lo entendamos como la base del teatro y vínculo entre la obra o el espectador como afirma Jerzy Grotowski o como un artista en toda la extensión de la palabra como lo definía Konstantin Stanislavski; se le denomina actor a la persona que interpreta una acción, ya sea mediante improvisación o basándose en textos (obra de un autor o creados a través de improvisaciones individuales y colectivas).

El actor construye su trabajo usando la voz, la mímica y otros recursos corporales y emocionales con el fin de transmitir al espectador el conjunto de ideas y acciones propuestas. Puede asimismo usar recursos técnicos u objetos como manipular títeres, o interpretar sobre la imagen o la voz de los demás. Combinando su ocupación con el director y el resto de los profesionales participantes en la obra, y apoyado en estímulos visuales o sonoros, actúa en lugares donde se representan espectáculos públicos a través de las representaciones.

El actor construye su trabajo usando la voz, la mímica y otros recursos corporales y emocionales con el fin de transmitir al espectador el conjunto de ideas y acciones propuestas.

Desde hace muchos años, los actores han tenido la capacidad de transmitirnos emociones, transportarnos a diferentes épocas y lugares e incluso algunos desempeñan tan bien su papel, que se han ganado el amor y odio de sus admiradores.

En Paradigma Cultural felicitamos a todos los nobles y dedicados actores y actrices en este día tan especial en que se celebra, como todos los años el Día Internacional del Actor y esperamos poder volver a verlos muy pronto en los escenarios, para seguir construyendo historias, escenificando vidas ajenas (o propias) y siendo, como siempre, un factor de evolución social.

¿Por qué se celebra el Día Internacional del Actor?

La fecha es en memoria de San Ginés, un actor de comedia romano del siglo III, considerado un mártir por el catolicismo.

San Ginés fue martirizado por su actuación donde parodió el acto del bautizmo.

Cuenta la leyenda que, mientras Ginés representaba una comedia ante el emperador Diocleciano, tuvo la ocurrencia de parodiar el acto del bautismo, mismo que había visto días antes, pero se produjo un milagro y al recibir el agua, se convirtió al cristianismo. Luego, exhortó a los presentes a recibir el sacramento y se produjo en el Emperador el mismo acto de fe. Sin embargo, los políticos presentes consideraron la representación como una blasfemia y condenaron a Ginés a recibir torturas y luego, a la decapitación.

Ginés se convirtió en el santo teatral, porque encontró a Dios en pleno ejercicio de su profesión y por defenderla encontró el martirio y la muerte. Por tal motivo, se instituyó el 26 de agosto como ‘Día Internacional del Actor’.

San Ginés es representado con una máscara y un instrumento de cuerdas.

San Ginés es representado con una máscara que es el símbolo del teatro y un instrumento de cuerdas. Ha sido fuente de inspiración para grandes artistas como: Lope de Vega, quien escribió la tragicomedia Lo fingido verdadero, basándose en su historia; El verdadero San Ginés, del dramaturgo francés Jean de Rotrou; y el drama, El comediante atrapado en su comedia de Henri Gheon.

Con información de Carteleradeteatro y Wikipedia.