Amado Nervo, 150 años y sus poemas siguen en la mente de millones

Juan Crisóstomo Ruiz de Nervo, conocido como Amado Nervo, nace en Tepic, Nayarit (México), un día como hoy 27 de agosto, pero de 1870 por lo que hoy se festeja el 150 aniversario de su natalicio. Si hubo algo constante en la vida del poeta y filósofo fue la tragedia. Al contar con sólo 9 años muere su padre en 1879, posteriormente se suicida su hermano Luis, y también desaparece Ana Cecilia, su gran amor, en 1912.

Juan Crisóstomo Ruiz de Nervo estudió Ciencias, Filosofía y Teología en México, donde reside a partir de 1894, funda una revista de renovación artística, ‘Revista azul’, junto a Manuel Gutiérrez Nájera, publicación clave para entender el pensamiento de Amado Nervo. gracias a ello comenzó a codearse con los principales escritores de su época. Se relacionó con Luis G. Urbina, Rubén Darío y José Santos Chocano, entre otros.

En 1896, aparece su primera obra, ‘El bachiller’, con rasgos naturalistas.

En los primeros años de 1900 conoce a Ana Cecilia Luisa Daillez quien sería la mujer de su vida y en quien se inspiraría para su obra ‘La amada inmovil’, publicada en 1922.

En 1898, aparece la ‘Revista moderna’, en colaboración con Jesús Valenzuela. El mismo año se conocen ‘Perlas negras’ y ‘Místicas’, poemas modernistas. Este último estilo se refuerza con el contacto con Rubén Darío y Leopoldo Lugones, con quienes inicia una estrecha vinculación, durante su viaje a París, realizado como corresponsal del diario El Mundo, a la Exposición Universal.

Publica en esa época un libro de poesías: ‘El éxodo y las flores del camino’ (1902). Allí conoce a quien sería la musa de los poemas contenidos en ‘La amada inmóvil’, publicados en 1922, luego de su muerte. Esa mujer a la que ama para siempre es Ana Cecilia Luisa Daillez.

Creó un sin fin de poemas que a la fecha son recordados por millones de personas alrededor del mundo.

Al volver a México, en 1904, trabaja como docente de lengua castellana en la Escuela Nacional Preparatoria.

Ingresa en 1905, en el mundo diplomático, como Secretario de la Embajada de México en Madrid. Su carrera se suspende entre 1914 y 1918, a causa de la revolución, para retomar en ese último año, como Ministro Plenipotenciario en Argentina y Uruguay, cargo que ocupa hasta su muerte, acaecida en Montevideo, el 24 de mayo de 1919. Posteriormente, sus restos son trasladados a México, donde descansan en la Rotonda de los Hombres Ilustres.

Así luce hoy en día la tumba de Amado Nervo en la Ciudad de México.

Trata en sus obras de Dios, al que busca con desesperación obsesiva, estableciendo con la naturaleza una relación mística. Sus obras de neto tinte religioso son: ‘Los jardines interiores’ (1905), ‘En voz baja’ (1909), ‘Serenidad’ (1914), ‘Elevación’ (1917) y ‘Plenitud’ (1918).

Publica también ensayos, como ‘Juana de Asbaje’ (1910), en homenaje a la poetisa mexicana Sor Juana Inés de la Cruz, y ‘Mil filosofías’ (1912).

Entre sus prosas figuran ‘Almas que pasan’ (1906) y ‘Ellos’.

Como parte del homenaje que realizamos en PARADIGMA CULTURAL a este gran poeta mexicano, te invitamos a la página de Facebook de nuestros amigos de la Asociación Civil Arte en Corto que iniciará en punto de las 7:00 pm (Hora del centro de México) para escuchar a algunos de sus poemas en las voces de varios de los poetas, narradores y declamadores de Tamaulipas y el Valle de Texas. El enlace es https://www.facebook.com/arteencortocom