Matamoros a 117 años de el primer reparto agrario a nivel nacional

“No somos aves para vivir del aire, no somos peces para vivir del agua, somos hombres para vivir de la tierra, pues la tierra es de quien la trabaja”.

San Vicente del Chiquigüite y el Primer reparto Agrario en 1913.

Un 17 de febrero de 1913 el Mayor Esteban Ramos, desconoce al Gobierno de Francisco I. Madero, y usando la fuerza militar de la guarnición de la plaza, destituye a Don Casimiro Sada e impone en la Presidencia Municipal al Doctor Miguel Barragán, a pesar de que siempre se ha dicho que el Doctor no levantó ni una sola acta desde febrero a junio, se ha encontrado entre el Fondo “Libros del Ayuntamiento”, un acta de la Junta de Sanidad, precisamente siendo Presidente de dicha Junta el citado Doctor, por lo que podría sospecharse que el Mayor Esteban Ramos era de facto el que gobernaba y el Doctor Barragán era solo un títere, para darle cierta apariencia de legalidad al gobierno municipal, dada la alta estima del Doctor por toda la sociedad matamorense.

Postal que conmemora la captura de Matamoros por el General Lucio Blanco, 1913.
Tropas carrancistas llegando por la antigua estación del ferrocarril, 1913.

Como es bien sabido, el 3 de junio de 1913 las fuerzas del Ejército Constitucionalista tomaron la plaza de Matamoros, por su posición estratégica además de que por esta podía abastecerse de los instrumentos de guerra para proseguir la lucha, el Comandante de dichas fuerzas, el General Lucio Blanco decidió hacer un acto simbólico en donde se hacía un acto político de alto contenido simbólico como lo fue la repartición de la Hacienda “Los Borregos” que era propiedad del General Félix Díaz, sobrino del otrora dictador, que nombró una comisión para verificar la repartición agraria en esta plaza, la cual concedió los primeros títulos de propiedad un 6 de agosto, no obstante la ceremonia se llevaría a cabo hasta el día 30 de ese mismo mes, muy bien son conocidos estos datos, sin embargo es preciso añadir que después de revisar minuciosamente los documentos se ha encontrado un oficio dirigido al Administrador de la Aduana en el año de 1923 que pide informes de dicha propiedad y el cual arroja la siguiente historia:

Sello de la Jefatura de Armas del Ejército Constitucionalista, 1913.
Firma autógrafa de Lucio Blanco.

Obsequiando el contenido del atento oficio de ud. Número 2386 de fecha 9 del actual, tengo el honor de manifestarle en contestación que de la revisión que se ha hecho en los libros del Registro Público, que están a cargo de esta Presidencia, no se encontró registro de rancho alguno, con el nombre de “Los Borregos”, pero de las investigaciones hechas resulta que se aplica ese nombre a la Hacienda llamada “San Vicente del Chiqihüite”, cuya propiedad aparece que en julio de 1909 fue vendida por el Señor Manuel M. Mendiola, al entonces Coronel y después Gral. Félix Díaz, por la cantidad de $7,000.00 Su extensión aparece ser de 2,927 dos mil novecientos novecientas veintisiete hectáreas, la cual teniendo en cuenta ser tierra de riego de primera clase y con agua propia, el actual aforo Fiscal le fija un valor de ochenta pesos hectárea, arrojando en consecuencia según ese aforo, la suma de $234,160.00 el valor de toda la propiedad.” H. Matamoros, Tamps. A 14 de junio de 1923.

Documento que se encuentra en el Archivo Histórico Municipal de Matamoros, Tamaulipas.

Las medidas tomadas por Lucio Blanco no fueron del agrado de Venustiano Carranza, primer Jefe de la Revolución, ya que por su por su pertenencia a la alta burguesía y en su carácter de terrateniente, juzgaba que era demasiado radical este acto y apresurado en el tiempo, pues se adelantaba a lo propuesto por la revolución y desconoció este primer acto, que si bien fue simbólico, tuvo un impacto a nivel nacional, ya que la tratarse de las tierras antes poseídas por uno de los mas grandes miembros de la elite porfirista era dada a los campesinos, dando así cumplimiento a lo expuesto por Emiliano Zapata: “La tierra es de quien la trabaja”,por tanto y al no someterse Blanco a ningún otro jefe y su inactividad militar fue removido de su cargo en Matamoros a otra comisión en el Estado de Sonora. Esta dotación de tierras quedó en suspenso hasta el período Cardenista cuando en 1936 se volverían a realizar las dotaciones ejidales en Matamoros, no obstante, todas las grandes propiedades y latifundios de la élite serían intervenidos así como las fincas urbanas como la casa del General Rómulo Cuéllar que fue Gobernador de Guanajuato por comisión de Victoriano Huerta, su casa en el primer cuadro de la Ciudad fue usada como escuela para los niños pobres.

Plano de las tierras otorgadas a Florentino Izaguirre, primer ejidatario a nivel nacional.
Campesinos de Matamoros, 1910.

En el dicho día cuando se realizó la repartición de tierras a los campesinos se cantó la Marsellesa, el himno nacional francés, en cuyas estrofas se puede sentir todo el desprecio hacia el “Ancien Régime” que es es del oprobio de casi todos los habitantes que integran a un país, ese régimen caduco y podrido en donde solo unos cuantos poseen todo, dan derechos irrisorios al desposeído, lo explotan y acaparan todos los recursos, se llenan de riquezas, mientras la miseria, la ignorancia y la esclavitud galopan triunfantes y lastiman con sus látigos a todo el pueblo.

Ceremonia en la Hacienda de San Vicente del Chiquihüite donde se hizo el primer reparto agrario en todo México, 30 de agosto de 1913.

Es por todo esto, que este acto que se efectuó en San Vicente del Chiquihüite es de suma importancia para la historia nacional, por primera vez, desde que Don Miguel Hidalgo y Costilla se levantara en armas en contra del orden establecido, el campesino sería dueño de la tierra en la cual trabaja para sacar su sustento y ya no se llevaría el rico terrateniente el producto del trabajo del peón. Lástima es que los eventos que le siguieron nos probarían que este tipo de reformas no se profundizarían y hasta serían obstaculizadas por los gobernantes que le siguieron a Carranza, esto solo se lograría hasta terminado el Maximato y expulsado Calles del país, durante todo el siglo XX y hasta la reforma que hizo Carlos Salinas de Gortari en donde se privatizó y abandono al campo, se hicieron grandes dotaciones ejidales.

Es de notar que es muy común que un lugar, ya sea un rancho o un edificio, tenga dos nombres, uno oficial que sea conocido por el dueño o las autoridades y el nombre popular que le da el pueblo, el rancho “Los Borregos”, siguió siendo conocido así durante muchos años más, pues existe además un sin número de oficios en donde los comisionados de sección piden permiso a la Presidencia Municipal para dar bailes, no es la intención negar la existencia de dicho nombre, sino más bien, ampliar los datos relacionados con la historia del movimiento agrario en la cual nuestra ciudad tiene el honor de ser la cuna del Primer Reparto Agrario en todo el país, las más de las veces este tipo de datos se encuentran en donde uno menos lo espera, esta es una de las tareas del Historiador, el escudriñar carpeta por carpeta y documento por documento para así obtener más datos sobre la historia de un lugar, incluso las más pequeñas frases o testimonios nos auxilian en este deber, este es un claro ejemplo de ello, por lo que se puede afirmar sin equivocarse, que el primer reparto agrario se dio en la Hacienda de “San Vicente del Chiquihüite”siendo este su nombre legal que data de 1784 también conocido a principios del siglo XX como “Los Borregos”.

Fuentes:

AHM/Archivo General/Caja No.46/Expediente No. 1557Copias de oficios-junio 1923/Foja 64

AHM/Memoria de Matamoros-Caja Única/ Expediente No. 19”Primer reparto de tierras” 1963/Fojas 1-3

AHM/Archivo General/Caja No. 40/Expediente No. 1453/Copias de oficios agosto de 1913/Foja 22

Fotografías recuperadas en los siguientes enlaces:

http://digitalcollections.smu.edu/cdm/search/searchterm/matamoros/order/title