Hoy es el Día Mundial sin Coche

Cada 22 de septiembre se celebra el Día Mundial Sin Coche, celebración que busca motivar la conciencia ecológica entre la población a nivel mundial y declarado como tal por la Comisión Europea en el año 2000.

Una de las grandes satisfacciones de la mayoría es poseer un coche que les facilite la vida, pero tener demasiados coches en una ciudad aumenta significativamente su huella de carbono y ocasiona que el agujero de la capa de ozono crezca un poco más.

Esta fue la principal razón que impulsó en octubre de 1994 a algunas ciudades del mundo a aplicar el Día sin Coche. Las pioneras fueron Reikiavik (Islandia), La Rochelle (Francia) y Bath (Reino Unido).

En 1997 Gran Bretaña se convirtió en el primer país en adoptar esta iniciativa a nivel nacional. Pero no sería hasta el año 2000 que la Comisión Europea lo declararía Día Mundial Sin Coche y extendería las actividades asociadas a la celebración por toda una semana.

Aunque el origen de todo esto se remonta al año 1973, cuando varios países de Europa vieron limitadas sus reservas de petróleo y, por ende, de combustible. La verdadera razón de proclamar un Día Mundial Sin Coche se centra principalmente en tomar conciencia del verdadero uso que se le debe dar a esta máquina.

Los coches no solo generan mayor contaminación ambiental y acústica. También hacen que nuestras calles sean más inseguras e incentivan a que las personas sean mucho más sedentarias, trayendo consecuencias en el organismo como la obesidad mórbida, problemas circulatorios y problemas arteriales.

Sabemos que un Día Sin Coche no va a cambiar esta realidad, pero nos permite darnos cuenta que no somos tan dependientes de este medio de transporte y que no es necesario sacarlo de la cochera, para ir a visitar al vecino que vive en la esquina o llevar a los niños a la escuela, que está a 10 minutos a pie.

Otra ventaja de esta iniciativa, es que nos permite reconectarnos con nuestro cuerpo y con el entorno, ya que, al cruzar la ciudad en bicicleta, monopatín o patines, debemos ser más conscientes de la actividad motriz que hacemos y sobre todo, del camino o caminos que tomamos, porque contamos con mayor número de alternativas y no solamente con la avenida principal.

¿Qué podemos hacer para celebrar el Día Mundial Sin Coche?

La agenda de actividades es responsabilidad de cada localidad, pero esto no limita la participación e iniciativa ciudadana.

Es más, para que estas actividades tengan un impacto real y prolongado en el tiempo es necesaria la colaboración por parte de la comunidad, poseer objetivos concretos alcanzar y por supuesto, el compromiso de autoridades.

Entre las acciones que se suelen realizar para conmemorar el Día Sin Coche tenemos:

  • Educativas: Se trata de charlas o eventos donde se busca concienciar a la gente sobre el uso indiscriminado que hacemos de los coches y las consecuencias que traen al medio ambiente y a la salud de las personas.
  • Protestas: En realidad, son más un tipo de actividad que intenta despertar al espectador para que caiga en cuenta de que muchas veces en la planificación de la ciudad, se le da demasiada importancia a las rutas de transporte enfocadas en el coche y mientras que se le ofrece poca cabida a otros sistemas como el metro, las bicicletas e incluso, vías para motos.
  • Desarrollo de proyectos locales: Hay países donde han surgido ideas novedosas sobre medios de transporte más ecológicos, gracias a proyectos planteados durante el Día Mundial Sin Coche, como, por ejemplo, zonas de aparcamiento para bicicletas, carriles bici, rutas de patinaje, etc.

En conclusión, la mejor forma de celebrar este día es hacer un buen mantenimiento a nuestra bicicleta o ponernos unos zapatos cómodos y salir a recorrer la ciudad con el impulso de nuestras piernas.