Crónica Fronteriza

La Historia de la Cristiada

Por: Andrés F. Cuéllar

La Rebelión Cristera o Cristiada tiene una historia muy particular fue un movimiento armados que duró cuatro años que abarcó la mayor parte del país, fue otro de los conflictos que en México ha habido entre la Iglesia Católica y el Estado durante el gobierno de Plutarco Elías Calles. Como el grito de guerra de los rebeldes era ¡Viva Cristo Rey! Se les llamó Cristeros.

La Cristiada

La paz se firmó en 1929 por el gobierno de Emilio Portes Gil con la intervención del embajador de los EU. Fue un acuerdo delicado en que oficialmente nada se reformó pero se prometió bajo palabra facilitar a la Iglesia el desempeño de sus funciones normalmente. Así, legalmente no existían las escuelas religiosas pero en la práctica proliferaron.

Como consecuencia de ese delicado acuerdo el gobierno decidió no hablar de la Historia de México de 1917 en adelante pero sí hacer ceremonia de homenaje a los caudillos principales como Obregón y Calles, temas que no se trataban en las escuelas. Se decía que los acontecimientos eran tan cercanos que al tratarlos podrían revivir rencores. Yo supe de la Rebelión Cristera a los 17 años porque el papá de un amigo, que había participado en ella, me la explicó.

Pensativa

Pero se publicaron novelas como ‘Pensativa’, ‘Entre las Patas de los Caballos’, ‘La Virgen de los Cristeros’ y algunas historias como la biografía del Padre Agustín Pro Juárez. También algunas historias escritas por sacerdotes con pseudónimo. Hasta donde yo sé todas lo publicado pertenecían a la visión cristera sólo el General Cristóbal Rodríguez escribió la visión opuesta. Eso sí, abundaban los relatos de fusilamientos, milagros, crueldades en los lugares donde la lucha fue intensa, el centro occidente del país.

.

Así continuó hasta los años 70s cuando el Doctor en Historia el francés Jean Meyer decidió quedarse en México y escribir la primera historia académica en tres volúmenes que tituló La Cristiada. Es un escritor conservador o de derecha, pero muy respetado en los círculos académicos, por ello, -aunque académico- no oculta su simpatía y solidaridad con los rebeldes.

La biografía del Padre Agustín Pro Juárez ‘El Martirio del Padre Pro’.

Jean Meyer asegura que estaba prohibido escribir sobre ese tema y que él fue el primero y yo agregaría que después de 30 años de su publicación sigue siendo la única historia académica de ese tema. Es increíble como tenemos tantos historiadores profesionales y nadie ha escrito sobre ese tema, con lo que alimentan el mito de que está prohibido relatarlo.

La Vigen de los Cristros