Disertan sobre la integración de las Economías Creativas y Culturales en Norteamérica en el TMEC

Todas las culturas son iguales todas son valiosos y deben ser igualmente valoradas, es un postulado que debe regir en el T-MEC, el nuevo acuerdo comercial entre México, Canadá y Estados Unidos, manifestó el doctor Jorge Sánchez Cordero, director de Mexican Center of Uniform Law México en su participación en el diálogo Hacia una integración de las Economías Creativas y Culturales en Norteamérica TMEC, transmitido a través de las plataformas ZOOM y Facebook.

“Es un postulado que debemos tener bien en claro en América de Norte; el segundo punto es que no va depender de la voluntad de los gobiernos la interculturalidad que se va a dar entre los países. La interculturalidad es mucho más vigorosa, despide energías sociales mucho más fuertes que trascienden a la voluntad de los gobiernos”, expresó en esta charla con la cual arrancó un ciclo de las mesas de reflexión en el marco de celebración del décimo aniversario de la Escuela Adolfo Prieto de CONARTE.

El evento es organizado por la Secretaría de Cultura en conjunto con la Escuela Adolfo Prieto de CONARTE.

En el diálogo, moderado por el Maestro Ricardo Marcos, presidente de CONARTE participaron, además del doctor Jorge Sánchez Cordero, Pascal Bruneau, coordinador de Política Internacional y Negociaciones del Ministerio de Patrimonio Canadiense y Sunil Iyengar, director de la Oficina de Investigación y Análisis del National Endowment for the Arts de Estados Unidos.

En la actividad cultural estuvieron Pablo Raphael de la Madrid, director General de Promoción y Festivales de la Secretaría de Cultura; Sandra Shaddick, Cónsul General de Canadá en Monterrey, México; Ix-Nic Iruegas, directora Ejecutiva del instituto Cultural mexicano en Washington, D.C. y Juan José Ignacio Camacho, Embajador de México en Canadá. 

Con este diálogo arrancó un ciclo de las mesas de reflexión en el marco de celebración del décimo aniversario de la Escuela Adolfo Prieto de CONARTE.

“No es a los gobiernos a los que les va a competir establecer las nuevas directrices, va a depender de alguna forma de la interculturalidad y en qué forma en el mercado se van a empezado a armar los diferentes intereses, esa en una realidad que vamos a tener vivir todos al margen de cualquier juicio de valor”, manifestó el doctor José Sánchez Cordero.

“Uno de los puntos más delicados y que unen a los tres países, es el problema de la neutralidad tecnológica, que lamentablemente como lo leo, en el T-MEC, se convino un régimen absoluto de la neutralidad tecnológica, y creo que en el área de cultura esto será especialmente complicado de poderlo dejar”. En este diálogo los participantes disertaron sobre cómo lograr una mejor integración en el trabajo con las economías creativas y culturales de América del Norte; los desafíos que enfrenta el sector de las económicas creativas y culturales en la región de América del Norte en la época del COVID-19; las oportunidades que ofrece el marco legal del T-MEC en el sector de las industrias creativas y las iniciativas que tendría que impulsar cada país para aprovechar este marco, entre otros temas.