Matamorenses disfrutan del arte y la tradición del ‘Día de Muertos’

Como parte de las actividades del Festival de la Huesuda 2020 que organizó el Instituto Matamorense para la Cultura y las Artes (Imaculta), a cargo de la Lic. Larissa López Carrillo y que coordina las actividades de los recintos culturales de la ciudad de Matamoros.

El altar colocado en la Escuela de Iniciación Artística Asociada honrando a los difuntos de los alumnos y personal de la escuela.

Este año, la Escuela de Iniciación Artística Asociada (EIAA) y el Instituto Regional de Bellas Artes en Matamoros (Irbam) a cargo del Dr. Jorge Segura y el Lic. Alejandro Guillén de los Reyes respectivamente, fueron las instituciones culturales a cargo del programa que permitió a los matamorenses que se dieron cita en el recorrido que se organizó con motivo del Día de Muertos.

El director de la EIAA y la maestra de teatro durante la transmisión en vivo dando la explicación de los altares de muertos.

Iniciando en las instalaciones de la EIAA, los visitantes pasaban en sus carros en la Ave. Álvaro Obregón en la colonia Jardín y disfrutaron del altar de muertos que los alumnos de la institución ayudaron a elaborar ya que está dedicado a los fallecidos de todos los alumnos de la institución que inculca a los alumnos en distintas disciplinas artísticas con validez oficial.

Ataviados en sus trajes típicos y caracterizados como catrines y catrinas, iniciaba el recorrido en el IRBAM.
Impecables movimientos en las ejecuciones de las bailarinas del IRBAM en el recorrido.

Siguiendo el recorrido, los automóviles circulaban por la avenida Álvaro Obregón y continuaban hasta la calle Hidalgo y en la calle Ocho giraban para disfrutar de las instalaciones de los alumnos del IRBAM que estaban colocados en tarimas y donde cada disciplina aportó un poco a la recreación.

Un catrín con su guitarra.

Así, los catrines y catrinas ataviados en trajes típicos saludaban a los visitantes, adelante bellas catrinas en mallas blancas y zapatillas de punta giraban gráciles, en la entrada principal del recinto, un altar de muertos dedicado a una de las mejores fotógrafas de la ciudad, Mildred López y que hace más de un año falleciera, haciendo un bello homenaje a la gran y prolija artista.

.

.

.

Larissa López y Alejandro Guillén franqueando el altar en memoria de Mildred López.

Siguiendo con el recorrido, por una ventana, un pequeño catrín tocaba el piano y otro la guitarra y una catrina hacía rutinas de baile contemporáneo y otras a su lado hacían lo propio saludando a los visitantes.

Los visitantes no perdían oportunidad de tomar fotografías de las presentaciones.

Ahí terminaba la visita al IRBAM, los vehículos se dirigían posteriormente a la Plaza Principal para deleitarse con la ofrenda que el municipio colocó en la parte central frente al kiosco terminando el recorrido.

Recorrido de intervenciones artísticas del Festival La Huesuda 2020.