AJNATÓN

Por: Juan Arturo Blackmore Zerón

Algunas enciclopedias y la Biblia misma ubican a Moisés alrededor del 1300 A.C., autoexiliándose de la corte faraónica de Egipto por haber matado a un egipcio en defensa de un hebreo. Se retira al desierto en donde conoce a Jetro el medianita y se casa con su hija Zípora con quien procrea dos hijos: Gershom y Eliezer. Lo demás de su historia y vida es de amplia referencia. 

También documentándome encuentro que Akhenatón reinó, en algunos periodos solo y en otros como regente de su padre y de su hermano, entre 1376 y 1350 A.C. Fue consorte de la famosa Nefertiti de la cual nos llega la referencia de su belleza por un famoso busto en el Museo de Berlín. A este faraón se le considera el primer monoteísta, quien impuso durante su reinado el culto al dios sol Ra también conocido o nombrado Amón. Causó con ello una revolución histórica conocida por la de

Amarna, la capital de su reino que construyera ad hoc.                           

Si nos quedamos en estos dos párrafos anteriores no resolvemos gran cosa, si dijéramos que ambos personajes no tienen nada que ver uno con el otro excepto de que ambos fueron monoteístas y que no fueron contemporáneos.

Hace años que según mis lecturas y descubrimientos resolví, para mí, la duda de si los hebreos enseñaron el monoteísmo a los egipcios o estos a Moisés. Porque los hebreos estuvieron en ‘cautiverio’ doscientos años previos al Éxodo bíblico, según algunos. Entrecomillo dicha palabra porque bajo mi punto de vista los hebreos emigraron a Egipto por hambre y trabajo encontrándolo entonces. Desde luego siempre ha existido la esclavitud del trabajo.

Otra referencia interesante: Yuya, primer ministro de dos faraones de la dinastía XVIII, y padre divino del Señor de las Dos Tierras, título oficial del faraón. No es otro según Ahmed Osman que José, el que fuera vendido en Egipto y se quedara en la corte. Cuando después reconoce a sus hermanos en una segunda visita los recibe “no os consideréis culpables por haberme vendido como esclavo porque no fuisteis vosotros los que me trajeron sino Dios y me ha hecho padre del faraón” (Génesis 45:8).             

Este autor con su estudio, análisis e hipótesis resuelve el hueco histórico. Publica en 1990 su libro ‘Moisés, Faraón de Egipto’ en donde amén de un mundo de datos e información que le tomó muchos años de estudio y recopilación, mueve la escala tradicional del tiempo en donde encajan todos los personajes en cuestión.

Entiendo entonces, Yuya (el José bíblico) fue primer ministro con Amenhotep III, así mismo padre de Amenhotep IV, a quien procrea con la hija de su faraón. Su hijo, Amenhotep IV se cambia el nombre por Ajenatón o Akhenatón y la hija del faraón no lo recibió de las aguas del Nilo, leyenda bíblica que corresponde a Moisés, quien por ser hijo de Yuya no era de sangre egipcia más que por su madre. Recibiendo la educación sobre la creencia de un solo dios y aceptando la referencia de que Moisés se autoexilia al desierto por el asesinato referido, decide llevarse a “su pueblo hebreo” consigo en seguimiento de la profecía y el regreso a Canaán. La verdad histórica es que Ajenatón (Moisés), casado con la hermosa Nefertiti, tras la revolución de Amarna se retira exiliado al desierto y seguramente no lo sigue su consorte, por eso se hace de otra: Zipora. A su éxodo se queda como gobernante su medio hermano Smenker quien le permite retirarse en compañía del pueblo hebreo. Su medio hermano protegido por los sacerdotes que querían expulsarlo junto con su monoteísmo, le concedieron tal gracia para erradicar la fuente de la creencia en Amón-Ra. Deja mucho que decir la referencia de que Moisés cruzara el mar Rojo abriendo las aguas para que pasaran los judíos por ahí, lo más seguro es que pasaron ‘por las piedritas’ y según parece vagaron por el desierto 40 años antes de llegar a la tierra prometida en donde entraron sin él. ¿Moisés (Ajnatón) tuvo hijos con Nefertiti? O ¿quizá Smenker no era su medio hermano sino su hijo?

Bueno a mí la tesis del egiptólogo me cuadra más que otras. Tan simple como haber movido un poco el calendario.

jablackmore1@msn.com

Ratos y Centellas; Blackmore Zerón, Juan Arturo (2017) Ed. Amazon