Rescata CONARTE la memoria histórica de los municipios de Nuevo León

La memoria histórica forja la identidad de los pueblos, por ello la importancia de recatarla y preservarla.

Por ello, cobra especial relevancia el programa de Rescate de Archivos Históricos Municipales, que realiza desde el 2005, el Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León (CONARTE) en coordinación con los diversos municipios del Estado.

La conservación del patrimonio histórico documental se realiza a través de la ejecución de este programa de rescate de archivos históricos municipales, para rescatar y preservar la memoria escrita de sus archivos.

Dicho programa comprende acciones específicas para el rescate, la conservación y preservación del Patrimonio Documental de los municipios del estado. A la fecha se han rescatado 37 archivos.

A través del programa de Rescate de Archivos Históricos Municipales, se realiza el rescate, la conservación y preservación del Patrimonio Histórico Documental de los municipios del estado.

“Hoy iniciamos el rescate del archivo de San Nicolás de los Garza y todavía nos faltan más municipios. Los archivos de Monterrey y Mina están ordenados; en los municipios de Dr. Arroyo, Dr. Coss, Los Aldama, Parás, Pesquería y Juárez, me han dicho que no tienen archivo histórico, por diferentes razones”, manifestó el Arq. Sergio Rodríguez, Jefe de Proyectos y Apoyos Municipales de la Dirección de Desarrollo y Patrimonio Cultural de CONARTE.

“Todavía faltan varios municipios, entre ellos: Anáhuac, General Zuazua, General Bravo, Guadalupe y Vallecillo”, expresó.

Cómo opera el programa de rescate de archivos

“Primero hablamos con el Secretario del Ayuntamiento para explicarles en qué consiste el programa y si les interesa, entonces les mando un convenio para que lo estudien, que vean cuáles son las obligaciones del municipio, y con qué se compromete CONARTE”, explicó Sergio Rodríguez.

Los archivistas

“Luego lo que hacemos es contratar muchachos, algunos empíricos, pero otros son egresados del Colegio de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad, para que nos ayuden con esta labor”, expresó.

“Cuando es un municipio alejado y los muchachos tienen que irse vivir allí, el municipio tiene que brindarles hospedaje, alimentación y de ser posible los apoyen también con los gastos del autobús. Además, que compren cajas especiales, de polipropileno, que protege mucho los documentos, y un lugar adecuado, si es posible con clima, para la protección de los documentos y que compren estantería metálica”, señaló.

A la fecha se han rescatado 37 archivos municipales.

Nosotros-dijo-  proporcionamos todo el material que se requiere para trabajar, y los sueldos de los muchachos. También les entregamos un equipo de cómputo, que incluye un multifuncional, que es un escáner e impresora, además les damos un hidrómetro para medir la humedad y la temperatura y papel cultural libre de ácidos.

“Lo que hacen los muchachos, primero es organizar las cajas con los documentos más antiguos que encuentren, las cajas dicen el año; se limpia el documento, se les quitan los clips, los broches Baco, las grapas, todo eso los daña y luego lo colocan  en un  fólder que elaboran ellos mismos con papel cultural y se clasifica por el periodo histórico al que corresponden:  colonial, independiente, etc.,  y se incluye qué contiene ese documento, si son actas de cabildo, si son de presidencia, tesorería, de junta de reclutamientos, en fin, hay toda una serie de apartados”, explicó.

“Asimismo, a los muchachos y a los encargados de los archivos municipales les hemos ofrecido cursos de paleografía, para que puedan leer los documentos en español antiguo y cursos de archivística y de conservación de documentos, cómo prevenir y restaurar un documento antiguo y fotografías antiguas”

“Además se le enseña a digitalizar los documentos, para que en un futuro cercano tengan todo el archivo digitalizado y cuando alguien solicite algún documento, en lugar de que se tome el original, se le da una copia del documento que solicita”, apuntó.

Antecedentes

El CONARTE realizó en el 2005 un diagnóstico a detalle de los archivos históricos en los 51 municipios del estado. El propósito era conocer el estado en que se encontraban los archivos de los municipios de Nuevo León y el tipo de acervo con el que contaban, para determinar cuáles eran los archivos que se necesitaban rescatar de manera prioritaria, tratando de definir aquellos que presentaban mayores riesgos, así como los que podían contener documentos más antiguos o de mayor trascendencia.

Los resultados de este diagnóstico fueron archivos muy variados. Había algunos en muy buenas condiciones, aunque tal vez sin la correcta clasificación de los documentos, pero con espacios limpios, libres de humedad y factores de deterioro. Pero otros estaban totalmente abandonados, en cajas inadecuadas, con humedad, en bodegas, se encontraron documentos pegados con cinta, pegamento, rayados con lápiz, hongos y polilla. Los espacios generalmente presentaban humedad, plafones en mal estado y goteras.

Para la implementación de este programa de rescate de archivos, el CONARTE firma un convenio de colaboración con el Municipio.  En este convenio se establecen los objetivos del programa: El municipio debe disponer de un inmueble y acondicionarlo de acuerdo a las necesidades de conservación; Clasificar los documentos históricos en sección y año que correspondan; Depositar los documentos en cajas especiales para la conservación de documentos; Asignar a las cajas un número de identificación de acuerdo a su contenido en general; Elaborar un inventario de los documentos rescatados; Adquirir mobiliario para el depósito de los documentos, área de consulta y administrativa;    Capacitar al personal administrativo del archivo para sus labores; Y contar equipo de cómputo necesario para la captura de fichas y digitalización de documentos.

Los municipios beneficiados

Hasta el momento se han rescatado los archivos de: Abasolo, Agualeguas, Allende, Apodaca, Aramberri, Bustamante, Cadereyta Jiménez, Cerralvo, China, Ciénega de Flores, Dr. González, El Carmen, Galeana,  García, Gral. Escobedo, Gral. Terán, Gral Treviño, Gral. Zaragoza, Hidalgo, Higueras, Hualahuises, Iturbide, Lampazos de Naranjo, Linares, Los Herreras, Los Ramones, Marín, Melchor Ocampo, Mier y Noriega, Montemorelos, Rayones, Sabinas Hidalgo, Salinas Victoria, San Pedro Garza García,  Santa Catarina, Santiago, y Villaldama.