205 años del fusilamiento de José María Morelos y Pavón

Conocido como ‘El Siervo de la Nación’, José María Morelos y Pavón nació el 30 de septiembre de 1765 en Valladolid, hoy estado de Morelia, en su honor. Fue un sacerdote que se hizo caudillo, a la cabeza del segundo proceso independentista de México.

Patriota mexicano. Nació en Valladolid de Michoacán (hoy Morelia). Ingreso a los 26 años en el Colegio de San Nicolás, hasta ordenarse sacerdote. Se unió a la revolución de la independencia iniciada por Hidalgo en 1810 a quien había conocido en el Colegio de San Nicolás. Nombrado coronel por este, desarrolló su actividad en el sur y el 8 de diciembre de 1810 obtuvo su primera victoria en el Veladesco.

El movimiento de Hidalgo había fracasado ya y el general español Calleja dedicó ahora todos sus esfuerzos a aplastar a Morelos. Calleja dominaba los pequeños núcleos insurreccionales del norte.

Morelos, a su vez, se dedicó a organizar políticamente la zona que dominaba y en junio de 1813 decidió reunir un congreso que declarara la independencia. El 6 de noviembre fue declarada la independencia de la Nueva España.

Hacía el otoño de 1815, el movimiento revolucionario estaba en retirada en todas partes, acosado por las fuerzas de Calleja que había sido nombrado virrey. El congreso decidió refugiarse en Tehuacán. Para facilitar el traslado, Morelos emprendió la marcha con ellos. El jefe realista Concha, lo sorprendió y lo obligo a librar batalla en Texmalaca. Morelos pudo asegurar la fuga del congreso, pero cayó prisionero.

En las cercanías de Iguala, los españoles atrapan a Morelos; en México las autoridades civiles, militares y de modo especial las eclesiásticas discutían su derecho a juzgarlo y, al final, La Santa Inquisición lo despojó de sus hábitos sacerdotales. Así, un día como hoy, 22 de diciembre, pero de 1815, el gran José María Morelos muere fusilado arrodillado de espalda.

Con información de: Vidaalterna.com y Biografiacortade.com