¿Cuándo se fundó Matamoros?

Lucharé en las playas, en las pistas de aterrizaje, en los campos, en las colinas, casa por casa, calle por calle hasta el último cartucho ¡Nunca me rendiré!

¡Ni un paso atrás! Ни шагу назад!

Tema de eterna polémica entre los cronistas e historiadores locales, ya que este episodio de la historia de Matamoros está envuelto en tinieblas al no haber suficientes fuentes documentales para precisar cómo ocurrieron los hechos, ya que, normalmente, en el estudio de la Historia todos estamos de acuerdo en cómo discurrieron los acontecimientos, no obstante, hay diversas corrientes de la interpretación de los mismos, cosa que no sucede en este caso tan especial, ya que ni siquiera existe un consenso del cómo sucedieron.

Este tipo de críticas poco constructivas no aportan nada y si descalifican mucho. Fuente: AHM/Hemeroteca/El Expreso/ 2015/ Junio Parte II

Debemos situarnos hasta el año de 1749 en plena colonización y pacificación de la Costa del Seno Mexicano por Don José de Escandón en lo que sería el Nuevo Santander y juzga que estas tierras (lo que hoy es Matamoros) son para nada propicias para la fundación de una villa, debemos entender que Don José de Escandón no actuó por iniciativa propia para emprender esta colonización, antes tuvo que tener el visto bueno de las autoridades virreinales las cuales hicieron una investigación de su persona y antecedentes para aprobar dicha empresa, ahora bien, el fundar una villa requiere de ciertos protocolos, el primero, como ya se tiene dicho es la aprobación de las autoridades virreinales y en su caso el de las peninsulares en Madrid, segundo, el haber trazado la Plaza Principal con su Iglesia al Oriente, las Casas Consistoriales al Occidente, vecinos principales al Norte y Sur, el nombrar Cabildo y autoridades además un Acta de Fundación en donde se consigne el hecho.

En dichas actas se tiene la constancia de las villas que fundó Escandón y son pruebas irrefutables que hacen constar el hecho con su día, mes y año preciso, no hay discusión alguna en contra, en el caso de Matamoros, dicha acta es inexistente (Y reto a los presentes a que la muestren en caso de que exista).

Ejemplo: Acta de fundación de la Ciudad de Monterrey, un documento equivalente que, para nuestro municipio no existe.

Existe una aseveración de que Matamoros se fundó un 24 de junio de 1774 y pinta un panorama de que las 13 familias originarias llegaron todos juntos en carromatos y decidieron en dicha fecha y año el establecerse en estas tierras y que le impusieron a lo que es ahora el centro de Matamoros “San Juan de los Esteros” por ser el 24 de junio día de San Juan y “De los Esteros” por los Esteros existentes que hoy yacen bajo tierra y encima se construyó la ciudad, Don Eliseo Paredes Manzano añadiría “Hermosos” no obstante un servidor ha revisado con minuciosidad el Fondo Colonial del Archivo Histórico Municipal y tal palabra no aparece en ningún documento sin duda debieron ser hermosos pero no fue algo oficial, dicha fecha de fundación es falsa y carece de argumentos en su totalidad para sostener tal dicho; a continuación se precisará el porqué:

1º: El nombre de “San Juan de los Esteros” data ya desde 1689 cuando Alonso de León ‘El Mozo’ pasó por estos lares y nombró a este paraje: “San Juan de los Esteros” un 12 de julio de dicho año, por tanto, que las familias hayan decidido imponer el nombre de “San Juan de los Esteros” por haber llegado un 24 de junio de 1774 es erróneo, el área para aquellas fechas era muy conocido y el área explorada, según se puede ver en la toponimia al referirse a diversos puntos geográficos.

Oficio de la Universidad de Austin dando las gracias por las facilidades al microfilmar el Archivo del Ayuntamiento de Matamoros, 1927.

2º: Existe un mapa del rancho de San Juan de los Esteros que se encontraba en el Archivo de Reynosa datado en 1772 el cual fue microfilmado por la Universidad de Austin en 1928 y nos revela que ya desde año (o incluso antes) El Capitán Ignacio Anastasio de Ayala ya tenía ocupados estos terrenos y tomaría el nombre que ya existía, dista mucho el establecer un rancho o estancia a fundar una villa, aunque se puede tomar como antecedente histórico de poblamiento esta no es propiamente una fundación.

Mapa hecho en 1772 en donde se demuestra que ya estaban poblados estos parajes y ya existía el nombre “San Juan de los Esteros” que los colonos hayan llegado “el mero día de San Juan” es falso y no existe una fundación propiamente dicha.

3º: En el Expediente de 1784 que son las escrituras de compra-venta de los 113 sitios de ganado mayor que compraron los vecinos de Camargo a la Casa de Urizar tan solo dos declaran de una manera algo imprecisa cuanto tiempo llevaban poblando aquellas tierras, el primero de diciembre de 1784 cuando comenzaron las mediciones de la Caja Pinta propiedad de Don Juan Cisneros, Doña María Antonia de Villarreal y sus hijos declararían que lo tienen “poblado de muy antiguamente”, así mismo Don Miguel Chapa cuando hicieron las mediciones de su rancho “Santa Gertrudis” diría: “Que lo tiene poblado de diez años a esta parte”, los demás colonos nada dirían, Don Eliseo Paredes tuvo entre sus manos este expediente (ya que aun se pueden observar sus anotaciones en lápiz sobre el manuscrito original) y tomo la parte en que dice Chapa que lo tiene poblado desde hace diez años como fecha de fundación ya que no había ninguna otra fecha o indicio en el documento.

El Paraje de “La Caja Pinta” los Cisneros lo tenían “poblado de muy antiguamente”
Don Miguel Chapa declararía que su rancho al que nombra “Santa Gertrudis” lo tiene poblado de diez años a esta parte.

¿Qué parámetro debemos tomar para poder afirmar que en tal o cual fecha se fundó Matamoros?: ¿Cuándo se hace la ceremonia arcaica de posesión de tierras al apoderado de la Casa de Urizar en donde: “cogió tierra, regó agua, arrancó zacate e hizo otras y verdaderas pruebas de posesión” y estuvieron presentes los vecinos de San Fernando y Reynosa un 17 de junio de 1784?, ¿Cuándo se comienzan las mediciones de los agostaderos de los colonos un primero de diciembre de dicho año?, ¿Cuándo se terminan de pagar dichos agostaderos y quedan en “quieta y pacífica posesión”?, ¿Cuándo “San Juan de los Esteros” deja de ser un ranchería y es nombrada “Congregación del Refugio”, se traza la Plaza de Armas y se erige una Iglesia, todo lo anterior por los Franciscanos Manuel Julio de Silva y Francisco Puelles en 1792?, ¿Cuándo la Parroquia de la Congregación del Refugio deja de ser una Parroquia de Ayuda y se hace independiente de la de Reynosa en 1805?, ¿O cuándo el Ayuntamiento de la Congregación del Refugio delimita los linderos de su jurisdicción de las de Reynosa y San Fernando un 31 de marzo de 1814 según las Actas de Cabildo?.

Si usamos la lógica, y bajo el criterio de fundación líneas arriba descritas así como la legislación de la época se podría aseverar que Matamoros se fundó cuando dejó de ser un ranchería y pasó a ser una Congregación bajo la jurisdicción de la Villa de Reynosa, hipótesis que ya había presentado Jaime Mendoza Martínez del COLEF, no obstante no tenemos una fuente documental que nos arroje una fecha precisa como obstinadamente defienden algunas personas.

El Expediente de 1784 no es un acta de fundación, no obstante es lo más cercano que se tiene.

En el caso de nuestro municipio estamos hablando de una migración escalonada en función de la capacidad económica de cada ranchero, lo que nos da pie a pensar esto es que cuando el Capitán de Ayala invita a demás vecinos de Camargo a ocupar agostaderos de tierra, estos responden mediante carta: “que no se hallan en ánimo de tomar ninguna parte de tierra, ya por la cortedad de bienes que tienen ya por la poca suficiencia de dinero con que se hayan”; los colonos que ocuparon estas tierras no pensaron en un inicio que el Rancho San Juan de los Esteros se convertiría en una bulliciosa ciudad.

Así mismo, la configuración de la Congregación del Refugio es sumamente particular pues existe un Juzgado Mixto (del cual no se tiene una fecha exacta de establecimiento), una Sub-Receptoría de Rentas (datando de 1801), una Iglesia con su camposanto (como lo demuestra el libro de Difuntos que abarca desde el año 1800) y una Real Cárcel (como lo demuestran los expedientes contra Ignacio Garza) todo dentro de un predio particular que era la parte oriental del Rancho “San Juan de los Esteros” que aun seguía en propiedad de la viuda de Don Calixto de Ayala, no obstante Don Calixto en su testamento era el de donar a los vecinos tierra para que establecieran sus casas, no obstante este beneficio según se puede ver en el testamento de Doña Juana Girón era para “aquellos que se hubieren establecido antes de que hubiere Iglesia (osea, antes de 1792), la parte occidental sería vendida a Don Lorenzo de la Garza (y que dicha parte sería objeto de un centenario juicio por parte de su descendencia por la expropiación para el establecimiento de la ciudad).

Extracto del Testamento de Doña Juana Girón viuda de Don Calixto de Ayala en donde hace cesión de tierras para beneficio de los vecinos de la Congregación del Refugio, 1810.

De los Alcaldes

Otro de los requisitos para que haya un acto de fundación es el nombramiento de un Cabildo y autoridades, cosa que no existe en años anteriores a 1814, erróneamente se ha puesto al Capitán Ignacio Anastasio de Ayala como primer Alcalde, no sería Alcalde, si no mas bien el líder de vecindario.

Primer Libro de Actas de Cabildo en 1814.

Sin embargo debido a su avanzada edad fallece al año siguiente, ya que según informaciones del Maestro Erick Paredes (Q.E.P.D.) en el Archivo Histórico de Reynosa aparece un inventario de sus bienes que hace Calixto de Ayala, su natural sucesor hasta el año de 1803, cuando seguramente falleció, ya que la última vez que aparece en los documentos del Archivo Histórico de Matamoros, es a finales de 1802 que lo sucede José Antonio García esposo de María Catarina Capistrán, el cual muy pronto se hizo de la confianza de todos los vecinos ya que en numerosas ocasiones se le puede ver como albacea en diversos testamentos y en 1808 un grupo de vecinos lo nombran como representante de sus personas ante un juicio de tierras que tienen diversos vecinos contra Pedro López Prieto lo cual nos revela que es un hombre de notoriedad entre el vecindario a tal punto que en 1810 los principales vecinos le hacen la proposición al Gobernador Manuel de Yturbe e Yraeta lo nombre Teniente de Justicia, ya que Don Vicente López de Herrera es un hombre de muy avanzada edad que ya no puede con el cargo, el Gobernador no lo consintió pero aun así se le encomendó la tarea de: “aprender a los criminales en el campo a manera de acordada o Santa Hermandad para que los remita a Don Vicente López de Herrera y se les haga la sumaria”. Sin embargo ya desde el año de 1802, podemos identificar a los siguientes personajes que tenían un cargo en la Congregación del Refugio los cuales no eran necesariamente alcaldes sino funcionarios virreinales, los cuales son:

Vicente López de Herrera- Diezmero y Teniente de Justicia

José Cayetano Girón- Alcabalero

Bachiller José Nicolás Balli- Teniente de Cura

Bachiller Felipe de la Garza y Guerra- Cura de la Parroquia

Antonio Rosas- Ministro de Vara del Juzgado

Feliciano Tijerina- Pregonero

Líderes del vecindario:

Capitán Ignacio Anastasio de Ayala 1784-1785

Calixto de Ayala 1785-1802

José Antonio García 1802-1811

Alcaldes de primer voto:

Capitán José de Jesús Solís 1812

José Manuel Longoria 1813

Felipe Roque de la Portilla en 1814 como primer Alcalde Constitucional y el primero en contar con Cabildo.

El Doctor Octavio Herrera en este tema dice lo siguiente:

Durante las diligencias de 1784, cuya referencia se precisará en la nota 25, Ayala expresó: “Muy Sor. Mío: Participo a vm. Como me hallo con comisión de el sor. Govor. De esta Colonia Dn. Diego de la Saga, para repartir el agostadero que nuevamente se ha comprado en la costa de el Rio-Grande a la Casa de Dn. Andrés Vicente Urizar por los vecinos que en dicho agostadero están poblados, y con consentimiento de estos que dicen que quales quiera otro de los vecinos de la villa del cargo de vm. Que quiera acomodarse le darán lugar con gusto: no siendo en los parajes, y citios que ellos ocupan, y están Aposesionados muchos años há: pues en lo demás de aquella que quieran se les dará con la expresada condición de que han de pagar prontamente lo que importan los sitios que pidan…”, Rancho de San Juan de los Esteros, noviembre 23 de 1784, Ygnacio Anastasio de Ayala.

De lo anterior se reconfirma, si también consideramos en plano de Reynosa de 1772 del rancho de San Juan de los Esteros, que los agostaderos de la costa fueron ocupados por los vecinos de las villas del norte. El problema fue que el cronista Paredes Manzano da el año de 1774 como el tiempo en que Ayala se hizo del rancho de San Juan, aunque enseguida se contradice, cuando afirma que en 1784 lo compró, “estando poblado por él hacía más de diez años”, en Homenaje a los fundadores…op. cit., pp. 89-90. El problema es que la crónica actual en Matamoros, y desde hace varios años, ha estado obsesionada por fijar una fecha fundacional de la ciudad, y se han aferrado a 1774 como el año clave, al que incluso otorgan un mes y día de una fundación que nunca ocurrió, pero sin que se fundamente en una prueba documental irrefutable.

Es un tema que esta propenso a la discusión y el debate, pues aun queda mucho que estudiar y seguir investigando, cosa que se puede hacer sin descalificar ni insultar a quienes pensamos diferente o no estamos de acuerdo con lo escrito hace muchos años y que tradicionalmente se dice, si no es así, es inútil cualquier diálogo.

Nota del autor:

“¿A dónde va ese loco? No tiene estudios, no tiene recursos, ni abolengo, no tiene influencias en la política, no tiene nada”. Es cierto Señor, no tengo estudios, fui rechazado de la UANL de la carrera de Historia y Estudios de Humanidades, no tengo recursos, soy un “descamisado”, un “sans culotte” si usted gusta, no provengo de una familia antigua, rica y poderosa, soy un humilde profesionista clasemediero que se ha ganado lo que tiene con el sudor de su frente y los pocos conocimientos que poseo los he logrado tan solo a base de grandes trabajos y esfuerzo, es cierto, no tengo nada a excepción de una cosa: La razón”.

Se me acusa de estar del lado del pobre, del desposeído, del obrero, del proletario, y sí, lo estoy, pues tengo un ideal y una bandera y estoy dispuesto a morir por ella y así como he expuesto mis argumentos en este espacio los puedo expresar en donde sea y ante quien sea, ninguna tiranía puede dominarme y menos mentes enfermas que pretenden que la historia este escrita en piedra y sea de carácter incuestionable, como legionario de la Escuadra y el Compás se me ha instruido a cuestionar las ideas y preceptos que se me enseñan, el no hacerlo me convierte en un autómata y esclavo.

A la contrarrevolución no se le discute, no se dialoga con ella, se le combate sin darle cuartel.

¡No pasarán! ¡Venceremos! ¡La Historia, el conocimiento y la cultura serán para todos o no será!

Fuentes:

AHM/ Archivo General/ Caja 1/ Expediente 1/ Foja 1

AHM/ Archivo General/ Caja 1/ Expediente 1/ Foja 89

AHM/Archivo General/Caja No.2/Exp. 3 Protocolos de Instrumentos Públicos 1802

AHM/Archivo General/Caja No.2/Exp. 5 Antonio Guzmán vs Cayetano Girón 1806

AHM/Archivo General/Caja No.2/Exp. 7 Protocolo de Instrumentos Públicos en 1809

AHM/Archivo General/Caja No.2/Exp. 10 Representación del vecindario ante el gobierno 1810

AHM/Archivo General/Caja No.2/Exp. 12 Poder por Gertrudis Longoria a Miguel Longoria 1813

AHM/Actas de Cabildo/Caja No. 1/Exp. 1 Libro de Actas para el año de 1814/Foja 2

Herrera Pérez, Octavio, “Matamoros: Historia de una ciudad Leal, Invicta y Heroica en la Frontera y Noreste de México”, 2018, página 378.