Presenta CONARTE el libro Arquitectura Popular del Noreste

Parte importante de la historia del paisaje arquitectónico de la región se documenta y narra en el libro Arquitectura Popular del Noreste, edición de CONARTE en el arquitecto Pablo Landa Ruiloba y el doctor Camilo Contreras encabezaron a todo un equipo de colaboradores cuyo resultado se dio a conocer ayer en la transmisión en línea a través del Facebook Live.

El libro documenta la arquitectura en los estados de Chihuahua, Coahuila, Durango, Nuevo León y Tamaulipas. Landa Ruiloba y Contreras coordinaron a fotógrafos, arquitectos, artistas y promotores culturales, para que, a través de un trabajo interdisciplinario, se abordara el entorno construido desde enfoques que se complementan y entran en diálogo unos con otros.

El libro es una novela gráfica, un comic, que combina fotografías con levantamientos arquitecticos de algunas de las estructuras e ilustraciones.

El libro documenta la arquitectura en los estados de Chihuahua, Coahuila, Durango, Nuevo León y Tamaulipas; se enfoca principalmente en la zona rural. Captura de pantalla.

El libro fue publicado por CONARTE con el apoyo de la Secretaria de Cultura a través FONCA y el Fondo Regional para la Cultura y las Artes del Noreste (FORCAN).

La presentación del libro fue encabezada por Alejandro Rodríguez Rodríguez, director de Desarrollo y Patrimonio Cultural de CONARTE, con comentarios de Laura Pacheco, Erik Adalberto Hernández, jefe de Vinculación Institucional de CONARTE, Isadora Hastings, Contreras y Landa Ruiloba.

“Entre Camilo y yo arrancamos el equipo y lo que hicimos fue invitar a fotógrafos y arquitectos a que vinieran con nosotros y seguimos las pistas de lo que había; hay muy poco documentado, y el territorio es muy vasto”, manifestó Landa Ruiloba en la presentación.

“Entonces, lo que hicimos fue seguir pistas de puntos interesantes en esta zona; cuando llegábamos a una comunidad contactábamos al comisario ejidal y él nos orientaba para encontrar las personas y sitios que nos interesa visitar y documentar.

En forma de novela gráfica, el libro recoge los modos de habitar, los materiales que se usan, las técnicas constructivas y con entrevistas a los habitantes formula una historia del paisaje de la región. Captura de pantalla.

“Hicimos más de 20 expediciones, algunas de un día, otras de 10 días, siempre conformando equipos de trabajo distintos y acabamos sumando a más de 20 fotógrafos y cinco arquitectos”.

Lo más importante, destacó, es dar a conocer que esto existe para propiciar que se realicen más investigaciones de este tipo.

“Tenemos que marcar una serie de puntos de partida para que se conozcan todos estos temas, todo este potencial para entender mejor nuestro territorio”, apuntó.

Por su parte, Pacheco explicó que “en 2017 se abrió la posibilidad de que la Fototeca Nuevo León aplicara a los recursos que otorga el Fondo Regional para la Cultura y las Artes del Noreste para proyectos que sumen a la identidad de las comunidades que lo integran. La Fototeca Nuevo León funciona a partir de tres ejes de trabajo, que es propiamente los procesos del archivo, actividades formativas y las de divulgación.

“Y en este sentido veíamos una excelente oportunidad el hacer este ejercicio de trabajo de investigación a partir de la fotografía en diálogo con la arquitectura y los modos de habitar y los sistemas de construcción en estos Estados”, dijo.

Entonces durante 2018 y 2019, agregó, el proyecto arrancó apoyado por CONARTE y todas las Secretarias de Cultura de estos Estados, que cálidamente les abrieron las puertas a los equipos que trabajaron.

En transmisión en línea, CONARTE ofrece información sobre el libro, pero además de todo un proyecto en conjunto que tiene mayores alcances a nivel regional. En la imagen, Isadora Hastings. Captura de pantalla.

“Hubieron muchos cómplices para llevar a cabo el proyecto. Creo que fueron más de 50 locaciones que se podrán revisar en la publicación”, apuntó.

A la par de este proyecto, agregó, se desarrolló una base de datos que iba a permitir que los registros de cada una de estas fotografías tuvieran también estos extras, que tienen que ver con todas las entrevistas que se hicieron en audio y producciones audiovisuales, que complementan este fondo digital que se integra a Fototeca Nuevo León y que eventualmente podrá ser consultado en su totalidad en la página web de CONARTE.

En su intervención, Erik Adalberto Hernández dijo que: “CONARTE tuvo a bien subir a la mesa de la Comisión de Planeación del FORCAN el proyecto titulado Estado actual de la vivienda popular del Noreste; este suponía la investigación en los cinco estados de la región, con la finalidad de documentar la arquitectura tradicional, así como los saberes relacionados con la construcción y el habitar en el noreste de México”.

En el 2017, mencionó, el FORCAN arropó y aprobó este proyecto y en 2018 se inició un despliegue en tres estados del Noreste: Nuevo León, Chihuahua y Coahuila.

“En el 2018, CONARTE genera una apuesta por ese proyecto y amplia esta investigación hacia los Estados de Tamaulipas y Durango”, expuso.

Por su parte, Camilo Contreras dijo que el proyecto le agradó por lo multidisciplinario de su puesta en marcha y por la participación de jóvenes, lo que conformó un equipo muy profesional y entusiasta.

“Hay un aporte importante que tiene que ver con la forma de la salida que del producto que es de divulgación. Ahora el CONACYT está enfatizando mucho el acceso universal del conocimiento, ésta es una forma de hacerlo accesible al público en general y por supuesto nos sirve a los especialistas”, indicó.

En su participación, Isadora Hastings manifestó: “El libro me ha sorprendido mucho para bien, y me sorprendió el hecho que exista tanta arquitectura vernácula o tradicional en el norte del País y que está poco documentada y sabemos muy poco de ella.

“Me gusta el libro, ya que está basado más bien en las relaciones del ser humano, en el territorio de las culturas y no de la arquitectura en sí misma, sino cómo la vivienda responde a esas formas de habitar, a estas formas de producir y a la cultura local; tampoco se analiza únicamente a la vivienda, sino también el territorio, las relaciones productivas que rigen también mucho el diseño y la tipología de la vivienda”, apuntó.

Pablo Landa Ruiloba, uno de los autores del libro. Captura de pantalla.

En el registro del proyecto Arquitectura Popular del Noreste aparecen obras no excepcionales realizadas a lo largo de muchos años por muchas personas, sus formas corresponden con cambios en la historia de las comunidades, y de las familias que las habitan. Se trata de construcciones híbridas, que, como conjuntos de fragmentos, representan diversos pasados, significados y formas de relacionarse en el presente. En su edificación rara vez ha intervenido algún arquitecto o profesional de la construcción.

Se podría decir que el objeto de estudio Arquitectura Popular del Noreste es lo que Bernard Rudofsky llamó “Arquitectura sin arquitectos”, en la exposición realizada en el Museo de Arte Moderno de Nueva York en 1964.

En gran parte del mundo y a lo largo de la historia se han diseñado y construido obras de gran funcionalidad y belleza sin la participación de personas con una educación formal en la arquitectura.

La mayor parte de las piezas que integran las ciudades en México son también arquitectura sin arquitectos.

Si deseas ver el video de la transmisión de este evento, puedes hacerlo dando click aquí.