Da el Fideicomiso para la Conservación del Patrimonio Cultural pasos firmes a favor de nuestra herencia

El Fideicomiso para la Conservación del Patrimonio Cultural mantiene su labor de protección de los bienes materiales del Estado con la realización de acciones que impulsan sus alcances.

Dentro de las acciones encaminadas a la preservación del patrimonio cultural de Nuevo León, parte importante es el registro y catalogación de bienes inmuebles en el estado, por ello hoy se firma un Convenio de Colaboración entre FIDECULTURAL y el Instituto de Control y Registro Catastral.

Firman convenio con el Instituto Registral y Catastral de Nuevo León para registrar y catalogar bienes inmuebles en el estado.

Dicho convenio de colaboración, consiste en establecer las bases y los mecanismos de cooperación entre ambos organismos, a fin de garantizar el óptimo y oportuno intercambio de información y documentación que requieran para cumplir con sus objetivos.

La licenciada Carmen Junco, como la licenciada Alejandra Fernández, ambas vocales ciudadanas del Fideicomiso de Patrimonio Cultural, han impulsado una iniciativa para desarrollar un importante proyecto de catalogación, contando con el apoyo de la Universidad de Monterrey y el Tecnológico de Monterrey.

La coordinación del proyecto está a cargo del arquitecto Juan Casas, quien junto con su equipo define características y criterios para esta catalogación, así como la capacitación de estudiantes que participarán en esta labor de investigación de campo.

Para ello, es fundamental la colaboración con el Instituto Registral y Catastral del Estado de Nuevo León, para la identificación plena de cada inmueble, mediante una cartografía digital precisa y oficial, que contribuya a la identificación de bienes considerados de valor patrimonial para nuestro Estado.

Desde el año pasado, el Comité Técnico del Fideicomiso tiene entre sus atribuciones, realizar actos y trámites para gestionar y obtener información y/o documentación que sea indispensable para cumplir con los fines del Fideicomiso, realizando trámites y/o intercambios de información con distintas dependencias, instituciones, entes públicos y entidades gubernamentales.

Este convenio entre el Fideicomiso y el Instituto, busca enriquecer la información que conduzca a una mejor preservación del patrimonio cultural nuevoleonés.

La firma de convenio la realizan, el Maestro Ricardo Marcos, presidente del Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León y presidente del Comité Técnico de FIDECULTURAL y el Licenciado Juan Ignacio Rodarte Herrera, director General del Instituto Registral y Catastral del Estado de Nuevo León, con la presencia como Testigos de Honor de la licenciada Carmen Junco, impulsora del Fideicomiso y Vocal Ciudadana del Comité Técnico y el Ingeniero Enrique Torres, Secretario General de Gobierno del Estado de Nuevo León y Licenciado Carlos Alberto Garza Ibarra, Secretario de Finanzas y Tesorero General del Estado y la Doctora Melissa Segura Guerrero, Secretaria Técnica de CONARTE y del Fidecomiso de Patrimonio Cultural.

Dicho convenio de colaboración reafirma la voluntad de ambos organismos para coordinarse y realizar las acciones necesarias en el ámbito de su competencia, para fortalecer y adoptar medidas que permitan el intercambio de información y/o documentación que sea indispensable para cumplir con los fines del Fideicomiso, realizando los trámites y/o actos de intercambio de información que se requieran.

INFORMACIÓN: OBJETO DEL INTERCAMBIO

Por parte del Instituto Registral y Catastral del Estado de Nuevo León, la información que podrá requerir el Fideicomiso de Patrimonio Cultural, incluye:

  • Clasificación de la construcción (tipo)
  • Número catastral
  • Dirección (calle, número, municipio)
  • Coordenadas del polígono del terreno
  • Información del tipo de construcción

Así mismo, derivado de las investigaciones de campo para la identificación y registro de inmuebles considerados de valor patrimonial de acuerdo a diferentes variables, y con miras a incorporarse a la cartografía digital estatal, la información que podrá requerir el Fideicomiso de Patrimonio Cultural, incluye:

  • Localización (mapa)
  • Denominación
  • Registro fotográfico
  • Dimensiones (frente del predio, frente arquitectónico y altura general)
  • Época del inmueble (periodicidad, lenguaje arquitectónico, tipología, tipo de valor patrimonial del inmueble)
  • Materiales y acabados del inmueble (cantidad de pisos, materiales de muros, losas y pisos)
  • Uso de suelo
  • Comentarios adicionales

Inician los trabajos del Fideicomiso de Patrimonio Cultural en el Municipio de Monterrey

Arrancan en la Ciudad de Monterrey los trabajos de FIDECULTURAL; restauración del mural ‘Alegoría de la Educación’, de Guillermo Ceniceros (en la imagen) y los proyectos ejecutivos para la Fuente de los Delfines, ubicada en la Plaza de la Purísima; la Fuente ‘Chiquita’, de la Alameda Mariano Escobedo; el Monumento al Centenario de la Independencia Política de Nuevo León y Arco de la Independencia.

El Fideicomiso para la Conservación del Patrimonio Cultural, en la emisión 2020 aprobó 20 proyectos, de los cuales cinco de ellos fueron presentados por el municipio de Monterrey.

Atendiendo la convocatoria estatal, el Gobierno de Monterrey y el Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León inician los procesos de rescate y restauración de cinco de los monumentos más emblemáticos de la Ciudad de Monterrey.

Templo de Dolores

Los proyectos son: restauración del mural “Alegoría de la Educación”, de Guillermo Ceniceros y los proyectos ejecutivos para la Fuente de los Delfines, ubicada en la Plaza de la Purísima; la Fuente “Chiquita”, de la Alameda Mariano Escobedo; el Monumento al Centenario de la Independencia Política de Nuevo León y Arco de la Independencia.

En los trabajos se contará con la colaboración de la Secretaría de Desarrollo Social a través de la Dirección de Cultura, la Secretaría de Servicios Públicos a través de la Dirección de Imagen y Mantenimiento Urbano; el Instituto Municipal de Planeación Urbana y Convivencia de Monterrey y las direcciones de Policía y Tránsito.

Como se recordará, el Gobierno del Estado, a través de la Secretaria de Finanzas y Tesorería General del Estado, constituyó un fondo en la Ley de Egresos de cada año, cuyo objeto es la protección, conservación, restauración y recuperación del patrimonio histórico y cultural del Estado. Así se crea el Fideicomiso para la Conservación del Patrimonio Cultural, que opera CONARTE.

Restauración del mural ‘Alegoría de la Educación’, de Guillermo Ceniceros

Los trabajos para la restauración del mural “Alegoría de la Educación”, de Guillermo Ceniceros, ubicado en la Biblioteca la Ciudadela de la ciudad de Monterrey, ya están en marcha.

Sin embargo, un requisito importante para poder intervenir el mural, es garantizar que se repare cualquier problema que le pueda perjudicar la estabilidad del mural. Es por ello que se realizaron trabajos en la cubierta y los muros exteriores del cubo de escaleras donde se encuentra la pintura mural, espacio adscrito a la Dirección de Educación del gobierno municipal.

La restauración del mural, está a cargo del restaurador jalisciense Gustavo Alemán Castañeda. El objetivo de este proyecto es, en primera instancia, lograr la estabilización material de la pintura mural a través de la aplicación de procesos de conservación, para posteriormente ejecutar los procesos de restauración encaminados a restituir la imagen y el mensaje de la obra, devolviéndole la lectura a la misma.

Como actividades previas a la intervención se realiza un registro fotográfico natural, así como con luz ultravioleta y con infrarrojo. Se realiza el registro gráfico de deterioros y la identificación de la técnica pictórica.

Las actividades directas de conservación incluyen limpieza en seco, limpieza química, desalinización, fijado, resanes y reintegración volumétrica, y finalmente la reintegración de color.

Las actividades directas de conservación incluyen limpieza en seco, limpieza química, desalinización, fijado, resanes y reintegración volumétrica, y finalmente la reintegración de color.

En este proceso, desde un inicio se ha estado en comunicación con el maestro Guillermo Ceniceros. Estos trabajos tienen una duración de 12 semanas y los avances se compartirán a través de las redes sociales del Municipio.

Los otros proyectos

Ya está en proceso la elaboración de los proyectos ejecutivos para importantes monumentos de la ciudad:

La Fuente de los Delfines

La empresa ARTEM, a cargo de la restauradora Alma Ruiz, se encarga del proyecto para la Fuente de los Delfines, ubicada en la Plaza de la Purísima. Este incluye: registro fotográfico y gráfico, levantamiento arquitectónico y registro fotogramétrico, investigación histórica, análisis materiales: petrografía, FTIR, MO, colorimetría, análisis de sales, elaboración de pruebas de limpieza y solubilidad y la propuesta de restauración.

La Fuente ‘Chiquita’

El restaurador de bienes muebles, especialista en metales, Ezequiel Romero, junto con un equipo interdisciplinario, elabora el proyecto ejecutivo para la Fuente “Chiquita”, de la Alameda Mariano Escobedo. El proyecto ejecutivo incluye: levantamiento topográfico, arquitectónico, fotográfico, levantamiento de deterioros, investigación, pruebas de limpieza, muestreo y análisis, así como la propuesta de restauración y la propuesta de traslado y reubicación, reconfiguración de equipo hidráulico, todo con su catálogo de conceptos y presupuesto base.

El Monumento al Centenario de la Independencia Política de Nuevo León

El proyecto ejecutivo de restauración para el Monumento al Centenario de la Independencia Política de Nuevo León, mejor conocido como “el Angelito”, en el cruce de la avenida Madero y la calle Diego de Montemayor, corre a cargo de la restauradora tapatía Karla Jáuregui. Los trabajos de campo se llevaron a cabo la semana pasada con el apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública y Vialidad de Monterrey.

El proyecto incluye: registro de deterioros existentes en el bien y definición de criterios de intervención, planos arquitectónicos y de detalles, diagnóstico, propuesta de intervención, catálogo de conceptos y presupuesto base, así como la elaboración de manual de mantenimiento.

El Arco de la Independencia

Se informa que queda pendiente por iniciar el proyecto ejecutivo del emblemático Arco de la Independencia. El proyecto de carácter interdisciplinario estará a cargo de la restauradora Ingrid Jiménez, con la colaboración de la restauradora Jannen Contreras. Pronto se informará sobre las fechas para este proyecto, por la implicación que significan los trabajos en materia de validad en la zona aledaña a la obra escultórica.

Entrega de los trabajos de restauración de la pintura mural en el Templo de Dolores, etapa Coro y Sotocoro

En esta segunda etapa, se restauró la pintura mural localizada en la entrada de la iglesia, el coro y sotocoro; el coro es la parte superior, donde está el órgano y el sotocoro, la parte que está justo debajo.

La restauración estuvo a cargo de la empresa Restáurika, y se realizó con fondos del Fideicomiso para la Conservación del Patrimonio Cultural (FIDECULTURAL).

Con estos trabajos se pueden apreciar las diferentes etapas pictóricas del Templo de Nuestra Señora de Dolores, se eliminó el repinte de los 60; y se pueden ver evidencias de la pintura de 1909, que es la primera que se hizo y que está ligada con los orígenes del Templo, pero la que se aprecia por completo es la capa pictórica de 1938-39.

Había mucha suciedad, pero sobre todo faltantes y desprendimientos de la capa pictórica y resanes con cemento que al retirarlos permitieron uno de los hallazgos más importantes en la historia cultural: la utilización de ollas de barro en la bóveda del coro.

Algo que destacar fue el retiro de la pintura color crema en el cielo del sotocoro, dejando al descubierto la pintura de 1939, la que ahora se puede ver ya restaurada.

Se realizó una reintegración cromática con técnica de rigatino para recuperar la lectura de las imágenes que estaban perdidas, logrando un buen resultado.

Se invirtieron 4 millones 194 mil 824.47 pesos en un proyecto en el que participó un equipo de 14 restauradores, durante seis meses, aproximadamente.