Se presentan a los nuevos coordinadores de los centros de arte

Coral Aguirre

Coral Aguirre ya coordina los trabajos de los nuevos becarios del Centro de Escritores de Nuevo León 2021

Los nuevos becarios son: Juan Manuel Zermeño Posadas, María Fernanda Hernández Paredes, Irasema Nohemí López Corpus, Julio Alejandro Chapa Fernández y Talina Vanesa García Lerma.

“Los proyectos son buenos en tanto encuentren la llave que los haga orgánicos, verdaderos, que los apasione al punto de olvidar la razón y dejarse llevar por la pasión de la escritura, siempre el corazón delante”, manifestó Coral Aguirre

“Espero para esta generación, que vaya lejos, que se juegue los huesos y que, a mí, a mi generación y a las que vinieran después, nos dejen atrás”, manifestó la escritora, dramaturga y directora teatral Coral Aguirre, nueva coordinadora del Centro de Escritores de Nuevo León 2021.

Coral Aguirre ya trabaja con los nuevos becarios de la generación 2021, integrada por Juan Manuel Zermeño Posadas, que trabajará el proyecto Metafísica de la presencia; María Fernanda Hernández Paredes desarrollará la obra Jardín vacío; Irasema Nohemí López Corpus trabajará el proyecto Techos más altos que la bruma; Julio Alejandro Chapa Fernández desarrollará la obra 1918 y Talina Vanesa García Lerma trabajará el proyecto El guarda forestal (o el vuelo de la mariposa monarca.

El jurado estuvo integrado por Ángeles Sidharta Ochoa Contreras, Jorge Arturo Ortega Acevedo y León Plascencia Ñol, nombrados por el Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León, para dictaminar los 55 proyectos participantes en la convocatoria del Centro de Escritores de Nuevo León 2021.

Los becarios ya tuvieron varias sesiones de trabajo a través de la plataforma ZOOM. Sesionan una vez por semana y lo harán durante los próximos 10 meses, para concluir actividades en noviembre del presente año.

El Centro de Escritores de Nuevo León, con sede en la Casa de la Cultura de Nuevo León, es uno de los programas más sólidos y emblemáticos de CONARTE para estimular y fomentar el desarrollo de la creación literaria en el estado de Nuevo León.

Entrevistamos a la Maestra Coral Aguirre sobre esta nueva aventura que representa ser la coordinadora de esta nueva generación de becarios del Centro de Escritores de Nuevo León, sus expectativas, formas de trabajo y su visión del movimiento literario que se vive en nuestro Estado. Aquí les compartimos sus respuestas.

¿Qué representa para usted esta nueva aventura de coordinar el emblemático Centro de Escritores de Nuevo León?

Tuve la impresión que volvía a formar parte de la comunidad artística que genera y activa CONARTE, lo cual me hace muy feliz. Formar parte de ese ejercicio, participar en conocimiento y también aprendizaje es revitalizar la propia trayectoria artística. Eso es maravilloso.

Exactamente esa es la palabra, “esta nueva aventura” me ha caído muy bien para rejuvenecer el ánimo en medio del aislamiento y la ausencia de otras y otros con la que nos ha castigado esta pandemia. Son cinco jóvenes, entre ellos dos ex alumnos, y es muy regocijante reencontrarlos en su proceso creativo, dialogar con ellos, reconocer sus senderos, y apretar el paso para estar a su altura juvenil y esperanzada.

El Centro de Escritores de Nuevo León ya inició actividades, Usted ya tuvo un acercamiento y diálogo con los nuevos becarios, ¿cuál es su primera apreciación sobre ellos, su opinión sobre los proyectos que van a desarrollar y sus primeras recomendaciones?

Llevamos ya tres encuentros, tres sesiones donde aprendimos quiénes somos, de a poquito, no completamente, y lo que esperamos unos y otras. Cuando presentaron sus proyectos sus rostros se llenaban de luz en ciertos momentos y de sombra a veces, vi el desafío, la confianza, y el miedo. Vi la decisión de establecer conmigo un camino juntos, aunque, imagino, en algunos casos hubieran preferido otra coordinación, no sé. En cuanto a sus proyectos, todos son interesantes, no acostumbro adornar lo que no creo. Sin embargo, percibo que hay mucho trabajo por delante. Los proyectos son buenos en tanto encuentren la llave que los haga orgánicos, verdaderos, que los apasione al punto de olvidar la razón y dejarse llevar por la pasión de la escritura, siempre el corazón delante.

Háblenos sobre el método de trabajo que va a desarrollar con ellos

El método, si lo hay, es el rigor del trabajo, la exigencia de la palabra viva, la disciplina de la autocrítica cada vez que se alcanza una etapa, la determinación de matar las propias opiniones para dejar hablar al mundo que nos habita, el Otro, nuestra tierra natal, el lenguaje materno, y por fin la inclusión de lo humano en cada línea, párrafo o página que completemos.

¿Cómo lograr explotar las capacidades literarias de cada uno de los becarios para obtener resultados óptimos que se reflejen en las obras?

No permitir divagaciones, ni la vanidad de la frase bien hecha, exigir lo imposible: las voces ciertas que no responden a nadie, salvo al propio ser desgarrado, abierto, descubierto, (a propósito, la asonancia) por la propia conciencia conmovida.

¿Cómo guiar a los becarios para encuentran su propia voz en la literatura?

La respuesta ya estuvo antes cuando imagino que el coordinador o asesor o guía o lo que fuere, es una amiga, un amigo, que no permite vanidades, sortilegios, malabarismos, ni nada que tenga que ver con asombrar al lector sino con asombrarse uno mismo, la propia creadora o creador, de lo que ha hallado al confrontar sus vínculos con los otros y consigo misma, y lo que ello significa.

¿Desde su perspectiva, este contexto, esa nueva normalidad que vivimos se verá reflejada en las obras de los becarios?

Somos de este mundo, nada de lo humano nos es ajeno, dijo Terencio, nombren o no la pandemia en sus obras, ella estará presente y estará presente nuestra soledad y su tamaño, como dijo García Márquez, y también todo lo que ella representa, en su escritura.

Por último, compártanos su visión sobre el movimiento literario que se vive en Nuevo León.

El panorama que tenemos en nuestro Estado es sumamente auspicioso. Yo veo continuamente la aparición de nuevas voces en la poesía, el teatro, la narrativa, el ensayo, y son voces jóvenes, poderosas. Me alegro todos los días por tantas posibilidades creativas de la juventud. Ya hay varias generaciones que me ha tocado tratar y también observar. Es una maravilla. Sería injusto si me pusiera a dar nombres, no quisiera olvidar a nadie. Las leo, los escucho, las observo, los sigo, y crecen cada día, cada día son más. Termino de recibir un libro de una ex alumna querida y me asombra su excelencia, me río de mis propios límites. Y precisamente eso es lo que espero para esta generación, que vaya lejos, que se juegue los huesos y que, a mí, a mi generación y a las que vinieron después, nos dejen atrás.

Y por fin, tengo la certeza que la literatura que se multiplica en nuestro país, en nuestra América y en el mundo, derrama ya y derramará voces femeninas que quizás, quizás, nos permitan vislumbrar un futuro mejor. Apuesto por las mujeres que por fin han tomado la palabra en todas las profesiones y todas las áreas del conocimiento; de ellas, de nuestras hijas y nietas es la humanidad que viene.

Angélica Claro Canteros es una narradora argentina nacionalizada mexicana, dramaturga, directora teatral, música y catedrática de literatura y actuación en la Universidad Autónoma de Nuevo León. Fue miembro de la Orquesta Sinfónica de Bahía Blanca, en Argentina, y de la Orquesta de la Ópera de Turín, en Italia.

Premio Nacional de Dramaturgia en su país, en los años de 1987 y 1997. En México, obtuvo el Premio de Guion Cinematográfico concedido por la Universidad Nacional Autónoma de México y el Instituto de la Revolución Mexicana, en el año de 1993. Fue finalista en el Premio Nuevo León de Literatura 2003 por su primera novela.

Tanto sus obras dramáticas como sus puestas en escena han sido motivo de distinciones en Colombia, Venezuela y México. Ha publicado artículos y ensayos de carácter teatral, literario, histórico y antropológico en Argentina, Cuba, Estados Unidos y México.

Lourdes López Castro

La guionista y productora cinematográfica Lourdes López Castro es la nueva coordinadora del Centro de Escritores Cinematográficos de Nuevo León 2021

Los nuevos becarios del Centro de Escritores Cinematográficos de Nuevo León son José Luis Luna Soto, Christopher Sánchez Cervantes, Manuel Antonio Escalante González, y Diana Marcela López Huerta

“Siendo honestos con quienes somos y con lo que hacemos es que se logra la autenticidad en las historias, origina perspectivas y a la vez crea empatía con el mundo”, manifestó Lourdes López Castro

“Siendo honestos con quienes somos y con lo que hacemos es que se logra la autenticidad en las historias, origina perspectivas y a la vez crea empatía con el mundo”, manifestó la guionista y productora cinematográfica regiomontana Lourdes López Castro, quien será la nueva coordinadora del Centro de Escritores Cinematográficos de Nuevo León 2021.

“Me siento honrada, emocionada por colaborar con los becarios para que sus proyectos cinematográficos en su estado primigenio, lleguen a buen fin y con vistas a ser filmados”

Los nuevos becarios del Centro de Escritores Cinematográficos de Nuevo León son José Luis Luna Soto, que desarrollará el guion de ficción El Monstruo Pentápodo; Christopher Sánchez Cervantes, que trabajará el guion de ficción Pieles de arena; Manuel Antonio Escalante González, con el guion de ficción El vínculo perfecto y Diana Marcela López Huerta con el proyecto de documental ¿A qué costo?

El jurado estuvo integrado por Andrés Eichelmann Kaiser, Fabiola del Carmen Ramos Ramírez y José Luis Rivera Mendoza, que revisaron y dictaminaron los 35 proyectos participantes en la convocatoria del Centro de Escritores Cinematográficos de Nuevo León 2021.

La generación 2021 del Centro de Escritores Cinematográficos de Nuevo León tendrá su primera sesión de trabajo el próximo miércoles 17 de marzo a las 18:00 horas a través de la plataforma ZOOM. Los becarios deberán terminar la obra proyectada en ocho meses, dedicando los últimos dos meses a la revisión final del trabajo.

El Centro de Escritores Cinematográficos de Nuevo León de CONARTE tiene como objetivo estimular y fomentar el desarrollo de la creación cinematográfica en nuestro Estado.

Entrevistamos a la guionista y productora cinematográfica Lourdes López Castro sobre esta oportunidad que le brinda CONARTE para coordinar el Centro de Escritores Cinematográficos de Nuevo León, su método de trabajo que desarrollará y su visión sobre el movimiento cinematográfico en nuestro Estado. Aquí les compartimos sus respuestas.

¿Que representa para Usted esta nueva aventura de coordinar el Centro de Escritores Cinematográficos de Nuevo León?

Mucho. Me siento honrada y agradecida con el puesto. Emocionada por colaborar con los becarios para que sus proyectos cinematográficos en su estado primigenio, lleguen a buen fin y con vistas a ser filmados. Además, el valor de aportar al crecimiento del quehacer de mi comunidad me llena de alegría porque le estoy dando la vuelta completa al círculo, ya que el guion de mi película Entre Caníbales, fue uno de los seleccionados por CONARTE.

El Centro de Escritores Cinematográficos de Nuevo León iniciará actividades, ¿cuál es su opinión sobre los proyectos que van a desarrollar?

Estamos por empezar las actividades. Mientras tanto, sí he tenido oportunidad de revisar los proyectos seleccionados. Espero paciente y con gusto, conocer a los autores detrás de las ideas.

Háblenos sobre el método de trabajo que va a desarrollar con ellos.

Estar en el momento, con el trabajo, crear el espacio en la cabeza para traer a la mesa las experiencias propias, la observación detallada de la vida y la imaginación. En la práctica creo que son los elementos fundamentales para trabajar un guion.

¿Cómo lograr explotar las capacidades literarias de cada uno de los becarios para obtener resultados óptimos que se reflejen en las obras?

Las sesiones están dedicadas con un solo enfoque, sin la presión o la interferencia de la necesidad de salir a buscar el sustento para sobrevivir. De tal forma que entre nosotros generemos una retroalimentación por una crítica sostenida sobre la creación, que logra mejorar el oficio y por ende las capacidades literarias.

¿Cómo guiar a los becarios para encuentran su propia voz y visión en el guion cinematográfico?

Me gustaría decir -y no lo digo yo, lo han dicho maestros guionistas, escritores- que promoviendo la honestidad. Siendo honestos con quienes somos y con lo que hacemos es que se logra la autenticidad en las historias, origina perspectivas y a la vez crea empatía con el mundo. Impulsarlos a presentarse a sus escritos con regularidad, para buscar formas de rendir cuentas a su imaginación e historias, desarrollando el enfoque, la camaradería y la comunidad. Óptimamente escribir de una manera en la que la dignidad de expresarse se considere natural y confiar en que su interés, merece ser plasmado en cine.

¿Desde su perspectiva, este contexto, esa nueva normalidad que vivimos se verá reflejada en las obras de los becarios?

No lo sé, en verdad. Depende. ¿Serán historias que plasmen el confinamiento? ¿El confinamiento hará su lenguaje o su estilo uno muy particular? Todo está por verse. Es la maravilla de un taller de creación. Seremos testigos del desdoblamiento de las ideas a la página en blanco. Y si todo sale bien, ustedes podrán analizar la pregunta cuándo estas historias vean la luz de las pantallas de cine.

Por último, compártanos su visión sobre la creación de guion cinematográfico y la producción cinematográfica en Nuevo León.

Es un trabajo en proceso; constante y sonante. Vamos por buen camino, trazado por el talento que siempre hemos tenido. Hoy la diferencia la hace que existen instituciones de formación profesional para el quehacer. Creo que si el ambiente social y económico lo permiten habrá cada vez más producción local y cualquiera que sea nuestro papel en la cadena de valor del quehacer cinematográfico estatal, no debemos dejar de construir el sueño de hacer cine en Nuevo León.

Nacida en Monterrey en 1967 es guionista y productora cinematográfica, conocida por el film Entre caníbales, primer largometraje en ser producido con el EFICINE. Con formación en diseño gráfico y arte dramático en Monterrey, en 1992 se muda a la Ciudad de México a estudiar perfeccionamiento actoral con el maestro Ludwig Magulles en el extinto NET.

Durante nueve años trabajó como actriz y asistente de dirección en obras montadas en la UNAM y la UAM Xochimilco. Comenzó su quehacer en producción audiovisual laborando en múltiples videoclips y comerciales. Su primer encuentro con un set de largometraje fue en Bienvenido-Welcome, de Gabriel Retes, asistiendo producción y actuando. En 2000, se muda a Los Angeles para estudiar en la UCLA un posgrado en producción de cine y TV y otro en guion cinematográfico, a la vez que se desempeña como floor manager y escritora para Canal 52 de Telemundo. Trabajó también en la teleserie American family, dirigida por Gregory Nava y producida por PBS. Fue seleccionada como parte de Creadores del FONCA y CONARTE en 2004, escribe el guion de Entre caníbales, que produce y estrena en cines en 2007. En 2005 fue becaria del Centro de Escritores de Nuevo León y recientemente fue coordinadora de la Casa de la Cultura de San Pedro. A la fecha se desempeña como productora ejecutiva de proyectos cinematográficos y de TV.

Rolando Cruz Elizondo

El destacado músico y compositor Rolando Cruz Elizondo, será el nuevo Coordinador del Centro de Compositores de Nuevo León 2021

Los nuevos becarios del Centro de Compositores de Nuevo León 2021 son Didier Eli Fuentes Reyna, Miguel Alejandro Mata Sánchez, Daniel Alejandro Vera Urista y Oscar Iván González Fabela.

El compositor sabe trabajar en la soledad, pero con mentalidad muy abierta a nuevas ideas. Debe ser muy autocrítico y presentar un trabajo que hable por sí mismo, sin explicaciones, afirma el nuevo coordinador

“La creación musical contemporánea siempre busca la innovación en las técnicas y los lenguajes”, manifestó el destacado músico y compositor Rolando Cruz Elizondo, quien será el nuevo Coordinador del Centro de Compositores de Nuevo León 2021.

“Y son precisamente las nuevas generaciones las que van impulsando ese desarrollo musical. Por eso es tan importante buscar la mejor manera de apoyarlos y guiarlos en ese camino y esa es la labor general del coordinador artístico”, expresó.

Los nuevos becarios del Centro de Compositores de Nuevo León 2021 son Didier Eli Fuentes Reyna, que trabajará en el proyecto Oleadas del fuego y agua; Miguel Alejandro Mata Sánchez, que desarrollará la obra Volubilis: la forma y la microtonalidad como estrategias de composición; Daniel Alejandro Vera Urista con su proyecto La Mixtura Estética en la Superposición y Oscar Iván González Fabela con Evanesce y Destino.

El jurado estuvo integrado por Cristina García Islas, Emil Awad Abed y Mauricio Nader Schekaiban, quienes revisaron y dictaminar los 17 proyectos participantes en la convocatoria del Centro de Compositores de Nuevo León 2021.

La nueva generación del Centro de Compositores de Nuevo León tendrá su primera sesión este miércoles 10 de marzo a las 19:00 horas por medio de la plataforma virtual ZOOM.

El Centro de Compositores de Nuevo León fue creado en 1998 por los músicos organizados en el Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León. El proyecto incluyó una convocatoria anual para compositores nuevoleoneses o radicados en la entidad, el inicio de un archivo de autores nuevoleoneses, así como la investigación, acopio y organización de nuevos acervos. La sede del nuevo instituto fue la Casa de la Cultura de Nuevo León y su coordinador técnico, Radko Tichavsky.

Entrevistamos al Maestro Rolando Cruz Elizondo sobre su sentir de Coordinar el Centro de Compositores de Nuevo León, su método de trabajo y el movimiento de creación musical que se vive en nuestro Estado. Aquí les compartimos sus respuestas.

¿Que representa para usted esta nueva aventura de Coordinar el Centro de Compositores de Nuevo León?

Pues son varias cosas muy importantes, pero principalmente es estar frente a una responsabilidad muy grande para la cultura del estado. La creación musical contemporánea siempre busca la innovación en las técnicas y los lenguajes. Y son precisamente las nuevas generaciones las que van impulsando ese desarrollo musical. Por eso es tan importante buscar la mejor manera de apoyarlos y guiarlos en ese camino y esa es la labor general del coordinador artístico.

Según su experiencia, ¿qué cualidades debe tener un compositor?

Mucha disciplina, quizás sea la principal cualidad, pero también son importantes el poder concentrarse en sus ideas, el enfoque bien definido para plasmar en partitura su propuesta musical. También el compositor sabe trabajar en la soledad, definitivamente quizás sea el oficio más solitario que existe, pero con mentalidad muy abierta a nuevas ideas. El compositor debe ser muy autocrítico y presentar un trabajo que hable por sí mismo, sin explicaciones.

Háblenos sobre el método de trabajo que va a desarrollar con ellos.

El Centro de Compositores de Nuevo León siempre se ha caracterizado por la apertura de sus actividades. Entonces para nadie es un secreto que se trabaja en sesiones en colegiado en las que los becarios exponen sus avances en las obras en las que están trabajando y los demás pueden hacer alguna crítica y preguntar sobre los métodos que se estén utilizando. Después como coordinador se les aconseja y determina si hay aspectos en los que se pueda mejorar en cuestiones técnicas y de metodología, pero siempre respetando la personalidad musical de cada uno.

¿Cómo lograr explotar las capacidades musicales y creativas de cada uno de los becarios para obtener resultados óptimos que se reflejen en las obras?

Precisamente con las reuniones, el mismo compositor al escuchar opiniones y críticas a su trabajo puede expandir su visión creativa. El compositor siempre debe estar dispuesto a escuchar diversas opiniones y hasta críticas duras a su trabajo. Es así como cada quien va forjando un estilo musical propio. Además, el trabajo debe estar impecablemente presentado para su ejecución, y ahí es donde el coordinador puede supervisar cuestiones de escritura y técnica en la partitura.

¿Cómo guiar a los becarios para encuentran su propio estilo musical?

Siempre debe haber unas palabras de ánimo y empatía. Estoy convencido de que se obtienen mejores resultados poniéndonos en los zapatos del otro y buscar una forma específica para cada quien.

Cada persona es diferente y hay que tratar de llegar a ellos de la mejor manera para que ellos mismos se abran y puedan expresar mejor sus ideas con toda confianza.

¿Qué debe buscar el compositor lograr con sus obras?

Definitivamente cada cabeza es un mundo y cada quien vive un momento que es diferente a los demás y por lo tanto cada quien tiene una visión personal de cada aspecto de la vida.

Creo que no hay un solo objetivo en la creación musical más que el de comunicar nuestras ideas y percepción del mundo por medio de la música.

Por último, compártanos su visión sobre el movimiento de creación musical que se vive en Nuevo León.

Como en todos los aspectos de la vida, el arte se ha visto afectado por las situaciones que todos conocemos. Pero creo que hoy más que nunca existe un interés por la creación musical muy importante. Ya tenemos demasiado talento en nuestro estado girando por muchas partes, gracias a las labores de dependencias educativas a través de los años y al trabajo individual de cada compositor, que creo que ya podemos catalogarnos como un importante semillero creativo en el mundo. Por lo menos de los más importantes en el país.

Compositor regiomontano, inició sus estudios de guitarra clásica en el año de 1985 en la entonces Escuela de Música de la Universidad Autónoma de Nuevo León, se inició en el estudio de la composición en la escuela de música de la Universidad Regiomontana con el maestro Radko Tichavsky

Ha sido becado por el Centro de Compositores de Nuevo León siendo parte de la primera generación de dicho centro y además ha sido acreedor de la beca de Creadores con Trayectoria FONECA 2003.

Ha tomado cursos de especialización con los maestros Julio Estrada, Rogelio Sosa, Jean Philippe Marthe, Luis Herrera de la Fuente, Manuel de Elías, Juan Trigos, Ricardo Gallardo, Víctor Rasgado, Theo Loevendie, Hebert Vásquez, Mario Lavista, Eugenio Toussaint etc.

Sus obras han sido interpretadas por diversos ensambles como: Tambuco, Cuarteto de Cuerdas de la Universidad de Xalapa, Ensamble de Música Contsemporánea del Conservatorio de las Rosas, Ensamble NURE, Ensamble Noodus, Orquesta Sinfónica de la UANL, etcétera; y han sido publicadas por la UANL en su edición Veritatis.

Ha sido Coordinador Artístico del Centro de Compositores de Nuevo León. (2013)

Es catedrático de la Facultad de Música de la UANL, UVM y en la SEP como asesor técnico-pedagógico, arreglista y director musical del ensamble OCDEP.

Es miembro fundador del Foro de Compositores y es parte del Colectivo “Resonancias” dedicado a la música electroacústica y montaje multimedia.

Es fundador y director de Ictus Cuarteto, música original en formato jazz fusion, asimismo es artista sonoro independiente.