Explora la compañía Poesía Inquieta la nueva y caótica realidad que vivimos

Monterrey, Nuevo León. Ante la pregunta de si gusta o no la realidad que actualmente se experimenta, esa que ha sumergido a las personas en un caótico mundo hiperconectado a través de las redes y las pantallas, la danza contemporánea tiene una respuesta.

Esta nueva realidad es explorada por los bailarines y coreógrafos Samantha Nevarez y Daniel Luis de la compañía regiomontana Poesía Inquieta en su obra Veinte21, que estrenó anoche con éxito en el Teatro del Centro de las Artes, dentro del XXXVI Encuentro Metropolitano de Danza Contemporánea, organizado por CONARTE.

Veinte21, dirigida por Samantha Nevarez, es una propuesta fresca, interesante, que explora el sentir de los jóvenes inmersos en un mundo violento, caótico, con un constante bombardeo de información e imágenes, muchas veces manipuladas, que afectan la percepción de la realidad.

De ahí que en este mundo caótico de las pantallas, las preguntas que surgen son: ¿qué es real y qué no es real? Esto aunado a la violencia que rodea a las sociedades en el mundo, enfrentado a una deshumanización brutal, hace preguntarse igualmente, ¿qué se puede hacer para no perderse en esta realidad.

A estas reflexiones conduce la exploración que ofrecen Samantha Nevarez y Daniel Luis con Veinte21, creada durante la pandemia del COVID-19.

“Empezamos a generar la idea durante la pandemia a través de Zoom, nuestros primeros diálogos y ensayos fueron a través de la pantalla y luego, cuando empezaron a abrirse los espacios comenzamos los ensayos en forma presencial”, manifestó Nevarez.

“Fue un proceso difícil, no sabíamos por dónde empezar, era la distancia, la pandemia, empezamos por Zoom y WhatsApp con fotos diálogos, referencias que veíamos en Internet, y empezamos dialogar sobre cómo nos sentíamos con esta nueva realidad”, expresó.

“Son muchas ideas que empezamos a abordar y trabajar desde el cuerpo, pero lo que nos llamó más la atención es lo que sucedía en las redes sociales, como los Tik Tok, las formas de relacionarse de las personas y el choque generacional que se manifestó ante la necesidad usar estos nuevos dispositivos para la comunicación”.

La pérdida de la tridimensionalidad a la hora estar en una pantalla, el uso de filtros para aparentar ser otra cosa, la superficialidad con la que algunas cosas sucedían fueron también algunos aspectos que se manejaron en la pieza.

Su visión de la realidad actual

La obra quiere proponer una visión hacia el futuro de lo que sus creadores percibían con los sucesos durante la pandemia, explicó Daniel Luis.

“Nos llamó mucho la atención todo lo que pasaba en las redes sociales, la situación mundial ocasionada por la pandemia y las nuevas formas de interacción entre las personas”, apuntó el bailarín y coreógrafo.

“Quisimos con esta obra experimentar esta como distopía extraña que nosotros experimentamos; realizamos esta colaboración entre Samantha Nevarez y yo, en la parte propuesta de iluminación está esta Pepe Cristerna y la música es de Gabriel Esparza”, expresó

Te mostramos el video de la trasmisión en YouTube: