Ofrece Teoría de Gravedad ‘pinceladas’ de la obra de Julio Galán

Monterrey, Nuevo León. Las artes plásticas y sus creadores han formado parte del ideario de Teoría de Gravedad a lo largo de su trayectoria desde su fundación 1993.

En ocasión del XXXVI Encuentro Metropolitano de Danza Contemporánea, foro organizado por el Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León, la compañía regiomontana trajo a escena la obra del extinto artista Julio Galán.

Lo hizo con Caravaggio, igualmente con Magrite, y ahora con Galán, Teoría de Gravedad tomó de nuevo la plástica para hacer una alegoría de la vida misma, la cual tiene sus altibajos y sinsabores.

En un conjunto de talentos de los intérpretes Ana Gabriela Gómez, Michelle Cantú, Edgar Bocanegra, Eduardo Gómez Escamilla y Aurora Buensuceso, Ruby Gámez, coreógrafo de la pieza Me quiero morir, desplegó el universo del creador plástico.

Gámez, ganador del XXXIII Premio Nacional de Danza Contemporánea José Limón 2020, que otorga el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, volcó en el escenario de la Gran Sala del Teatro de la Ciudad la imaginería con la que se reconoce a Galán, en una de sus emblemáticas piezas pictóricas.

El coreógrafo “revive” a Galán con su trazo coreográfico que adentra al público en el mundo del artista coahuilense fallecido en 2006, cuya obra irrumpió en la plástica mexicana en la década de los 80 de manera provocadora.

La danza de Teoría de Gravedad hace que el cuadro al que hace referencia el título de la pieza, un óleo sobre tela fechado en 1985, cobre vida, al dotar a la coreografía de elementos que recuerdan ampliamente el universo del artista coahuilense, cuya carrera fue impulsada en y desde Monterrey.

Así, la música de Los Cadetes de Linares, Severiano Briones, Julio Jaramillo, entre otros, dan la pauta en el trabajo dancístico que revela parte de la forma de vivir de Galán, que rompió con esquemas de la época con avatares, algunos de ellos difíciles, que la existencia misma le impusieron.

Colorista, como algunas de sus piezas coreográficas, Me quiero morir integra el talento de Gámez en el escenario también como ejecutante, quien ofrece pinceladas de la vida del creador nacido en Múzquiz, Coahuila, cuya obra pictórica ofrece una renovada mirada de la mexicanidad, en la que la muerte también forma parte de la vida.

Momentos felices y otros no tanto se muestran en la coreografía de la compañía regiomontana.

Lo hizo con Caravaggio, igualmente con Magrite, y ahora con Julio Galán, Teoría de Gravedad de nuevo la plástica para hacer una alegoría de la vida misma, la cual tiene sus altibajos y sinsabores.

Teoría de Gravedad también presentó la obra Ciudades inexistentes, de Aurora Buensuceso, en la que se cuestiona con movimiento el valor de la metrópoli para quienes viven en ella y las crisis urbanas a las que se enfrentan sus habitantes al reconstruirlas cotidianamente, una pieza inspirada en la literatura de Ítalo Calvino.

En el canal de YouTube de CONARTE se encuentra la lista de reproducción de la memoria visual del Encuentro, la cual puede visitarse para volver a apreciar el trabajo de Teoría de Gravedad.

Video de la trasmisión en YouTube: