Se reencuentra público con la ópera de manera ágil, divertida y actual

Rita o El marido golpeado, de Gaetano Donizetti, fue la obra con la que el público regresó al Teatro de la Ciudad para disfrutar de este género musical

Monterrey, Nuevo León. Rita o El marido golpeado es una ópera de Gaetano Donizetti que fue estrenada en París en mayo de 1860 y presenta a la bella posadera Rita, quien le hace la vida imposible a su segundo esposo, el torpe Beppe.

Rita se desquita con él por todo el mal que le produjo su primer marido, Gaspar, hasta que un buen día reaparece tras habérsele creído muerto.

Esta comedia doméstica hizo las delicias del público de Ópera de Nuevo León de CONARTE este sábado 21 y domingo 22, en la Gran Sala del Teatro de la Ciudad.

Presencialmente o en línea a través del Facebook de CONARTE y de Canal 28, además de la señal abierta de televisión de este medio de comunicación, los espectadores gozaron de las peripecias del trío de personajes.

La comicidad planteada en el libreto de Gustave Vaëz fue llevada a buen puerto con el talento de la soprano Myrthala Bray, el tenor Edgar Villalva y el barítono Josué Cerón con David Zambrano al piano y la dirección escénica de Ivet Pérez Mazón.

El elenco fue integrado por Myrthala Bray, soprano; Edgar Villalva, tenor; Josué Cerón, barítono y David Zambrano, pianista, en una producción de Rafael Blásquez a cargo del diseño y realización del videomaping.

Tras la presentación de Cerón de Il conte Ugolino. Cantata para piano y voz, texto de Dante Alighieri y música de Gaetano Donizetti a manera de “obertura”, como parte de la conmemoración mundial por los 700 años del fallecimiento del escritor italiano, dio inicio la serie de escenas de la ópera.

Ivet Pérez Mazón, directora de escena, logró sacar del elenco todo el histrionismo planteado en el texto de Gustave Vaëz para ofrecer a la audiencia una cómica tardeada de Ópera de Nuevo León de CONARTE.

Rita o El marido golpeado, estuvo conformada por ocho números musicales enlazados con diálogo hablado, situando la historia en tiempos contemporáneos y en un espacio neoyorquino por las referencias al Museo de Arte Moderno de dicha ciudad estadounidense.

Hay muchas ópticas de cómo ver esta obra. Primeramente, explicó en su momento el Maestro Ricardo Marcos González, presidente de CONARTE y experto en el tema operístico, hay que ponerla en el contexto de su tiempo; también es cierto que pone claramente la condición humana, el conflicto y la violencia entre los géneros.

“Ella es también golpeadora del otro pobre personaje, ninguna de las dos cosas es justificada. Pero son vistas desde de un punto de vista irónico, finalmente desde la comedia, en una época en las que, evidentemente, no había este crecimiento educativo y filosófico, hablando del respeto de género, de muchas cosas por las que hemos pasado y que nos tienen el día de hoy en siglo 21”, señaló.

Por ello, apuntó, se vería esta ópera como una de las primeras que a través de la comedia empieza a cuestionar algunas costumbres que había en ese tiempo.

“Hay que verlo como una llamada de atención, donde no se le está dando un trato preferencial al hombre, porque el maltrato ocurre en ambos casos”.

Para quien no haya asistido al Teatro de la Ciudad o no haya sintonizado el Canal 28, la obra queda en el registro de CONARTE en su página de Facebook y en el canal de YouTube.