Se suspende la subasta de tres piezas arqueológicas de México en Bélgica

La casa Carlo Bonte Auction retiró de la venta las figuras zoomorfas elaboradas en barro modelado del estilo Comala, Colima

La Secretarías de Cultura y de Relaciones Exteriores informan que la Casa Carlo Bonte Auction decidió retirar de la subasta “Vente aux enchères de beaux arts et d’antiquités” las tres piezas que pretendía vender y que fueron identificadas como propiedad de México, de acuerdo con la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos.

Luego de que la Embajada de México en Bélgica se puso en contacto con la casa de subastas y compartió la postura del Gobierno de México frente a la comercialización de piezas arqueológicas en el extranjero, así como sus implicaciones negativas en materia de conservación y difusión cultural, la subastadora decidió suprimir la venta de estas figuras. Además, las autoridades belgas confirmaron que no se pondrán a la venta hasta que los poseedores presenten los certificados de exportación correspondientes.

La subasta, donde se identificaron tres piezas procedentes de México, se tenía planeada para el 15 de marzo. Foto. Cortesía.

La subasta se tenía planeada para el 15 de marzo y su catálogo inicial incluyó 426 Lotes de bienes de diversas culturas, entre ellos se identificaron tres piezas procedentes de México, repartidas en dos lotes distintos. Se trata de figuras zoomorfas elaboradas en barro modelado del estilo Comala, procedente del actual territorio del estado de Colima en el Occidente del territorio nacional.

Las Secretarías de Cultura y de Relaciones Exteriores, en conjunto con la Embajada de México en Bélgica y el Instituto Nacional de Antropología e Historia, agradecen la colaboración de la casa de ventas y la rápida actuación de las autoridades belgas.

De igual forma, se invita a las casas de subastas a sumarse a la protección y salvaguarda del patrimonio cultural, y a coleccionistas privados en el extranjero que actualmente tienen en posesión piezas que forman parte del patrimonio de México a restituirlas para su estudio, conservación y difusión. No se trata de adornos ni artículos de lujo, sino de bienes que son testimonio de la identidad y la memoria de los pueblos originarios.

Es también un llamado a reflexionar respecto a los códigos éticos y morales en torno a la comercialización de bienes culturales expoliados de forma ilegal, acto que atenta contra el patrimonio de la humanidad.

La Secretaría de Cultura federal recuerda que, ante cada subasta que se realice en el extranjero donde se intente comercializar el patrimonio nacional, continuará la campaña #MiPatrimonioNoSeVende, con el objetivo de desincentivar el interés por la compra y a generar conciencia de que no se trata de adornos ni artículos de lujo, sino de objetos que son testimonio de la identidad y la memoria de los pueblos originarios de México.

Sigue las redes sociales de la Secretaría de Cultura en Twitter (@cultura_mx), Facebook (/SecretariaCulturaMX) e Instagram (@culturamx).