Marcela del Río legó poesía y dramaturgia en América y Europa

Su trayectoria cultural mereció reconocimientos en México, República Checa y Estados Unidos; su obra está traducida al inglés, checo y francés

La Secretaría de Cultura federal y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal), a través de la Coordinación Nacional de Literatura (CNL), lamentan el deceso de la escritora Marcela del Río Reyes (1932-2022), quien además de dejar un prolífico legado a través de sus poemas, novelas, ensayos y obras de teatro, fue agregada cultural en las embajadas de México en la República Checa y en Bélgica.

Originaria de la Ciudad de México, obtuvo diversos reconocimientos, como el Premio León Felipe en 1969 por su obra Cuentos arcaicos para el año 3000 (1972) y del Distinguished Researcher Award 1998, otorgado por la Universidad de la Florida Central, Estados Unidos.

Nieta de Bernardo Reyes Ochoa -hermano del destacado pensador mexicano Alfonso Reyes-, Marcela del Río portaba desde su nacimiento un legado literario y cultural.

Marcela del Río estudió Lengua y Literaturas Hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), así como actuación en la Academia del actor, al lado del director de teatro y coreógrafo japonés Seki Sano, y Arte Dramático, en la Academia Cinematográfica de México y en la Escuela Nacional de Artes Teatrales (ENAT) de Bellas Artes.

Nieta de Bernardo Reyes Ochoa -hermano del destacado pensador mexicano Alfonso Reyes-, Marcela del Río portaba desde su nacimiento un legado literario y cultural.

La Secretaría de Cultura y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, en acuerdo con la familia de la escritora, próximamente rendirán un homenaje póstumo en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

Como docente, Del Río desarrolló su labor en la Universidad Carolina de Praga, en República Checa; el Instituto de Estudios Hispánicos de la Sorbona en París, Francia; el Instituto de Intérpretes de Bruselas y la Universidad Católica de Lovaina, en Bélgica; la Universidad de California en Irvine y la University of Central Florida, ambas en Estados Unidos. Asimismo, en México también impartió clases en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y la Escuela de Escritores de la Sociedad General de Escritores de México (Sogem).

Colaboró en diversas revistas y suplementos culturales internacionales, como Aleph, de Colombia; y nacionales, como Arpa, Carátulas, Consenso, Continente, Cuadernos de Poesía Nueva, Diorama de la Cultura (bajo el seudónimo de Mara Reyes), El Sol de México, Equivalencias, Laberinto, La Cultura al Día, La Semana de Bellas Artes, Letras de Buenos Aires, Neu Europe, Plural, Revista de Bellas Artes y Universo de El Búho.

Como autora teatral, Marcela del Río llevó a escena por distintos países algunas de sus obras, como Fraude en la tierra, en Moscú, o De camino al concierto, en Estados Unidos; así como El Pulpo, tragedia de los hermanos Kennedy; La tercera cara de la Luna; Entre hermanos y La telaraña.

Dentro de esta disciplina, también se distinguen sus ensayos colectivos Tres conceptos de la crítica teatral (1962); ¿Qué pasa con el teatro en México? (1967).

Entre su obra poética, destacan los títulos Trece cielos (1969); Unión Internacional de Escritoras, 1982); Temps en paroles, 1960–1983 (1985); y Homenaje a Remedios Varo (1993).

Como novelista, editó los libros Proceso a Faubritten (1976); La cripta en el espejo (1988) y La utopía de María (2003).