La Fiesta del Libro y la Rosa congregó a más de 28 mil personas

Lectoras y lectores se reencontraron con los libros en el Centro Cultural Universitario

30 mil ejemplares vendidos reportaron los expositores

Saltapatrás cerró el evento con baile

Consulta la página de lA Fiesta del Libro y la Rosa de la UNAM

Lectores somos y en el camino volvimos a encontrarnos. Con rosas en la mano y morrales llenos de libros, los invitados al festejo acudieron puntuales a la cita, luego de que un virus les arrebatara dos abriles. La Fiesta del libro y la Rosa, fiel a su nombre y a su fama, fue un festejo lleno de letras, música, poesía, reclamos, imaginación y resistencia.

El Rector de la máxima casa de estudios del país escolta a la escritora Elena Poniatowska.

Más de 28 mil personas se dieron cita en el Centro Cultural Universitario en la edición 2022 de la Fiesta del Libro y la Rosa, que regresó a la presencialidad luego de dos años de pandemia. Del viernes 22 al 24 de abril, lectoras y lectores de todas las edades acudieron a la sede principal de la Fiesta, así como a las externas, para encontrarse con libros, autoras, autores y actividades culturales.

Los 320 sellos presentes en la FLyR vendieron alrededor de 30 mil ejemplares durante las tres jornadas del evento que, no obstante la lluvia vespertina, mantuvo una afluencia alta a toda hora. LibrosUNAM vendió cerca de 2500 ejemplares.

Las presentaciones de Elena Poniatowska, Luis García Montero, Margo Glantz, Brenda Navarro, Gabriela Wiener y el actor Tenoch Huerta destacaron entre la oferta literaria, escénica y académica de la celebración. El público joven no perdió la oportunidad de acercarse a sus ídolos, como el booktuber Alberto Villarreal, cuya presencia causó euforia.

Un llamado de atención e indignación ante la violencia contra las mujeres fue uno de los temas que se hizo sentir en varios eventos de la FLyR, en voz de personalidades como Margo Glantz, Javier Sicilia y Elena Poniatowska, quienes exigieron un cese a la impunidad con la que operan aquellos que ejercen violencia doméstica, psicológica, laboral y sexual contra la mujer.

De Uribe a Saltapatrás

Concierto de cierre con el grupo Saltapatrás.

La última jornada de la FLYR 22 tuvo momentos conmovedores como el homenaje al escritor Álvaro Uribe. En el mismo, la coordinadora de CulturaUNAM, Rosa Beltrán, destacó el trabajo que hizo el autor de Autorretrato de familia con perro en la Universidad, en donde fue editor de la serie de antologías Sólo cuento y director de las colecciones Relato Licenciado Vidriera, Pequeños Grandes Ensayos y Ultramar. La escritora dijo que siempre era un placer hablar con Uribe, aunque, se lamentó, “lo que siempre pasa con la gente que es especial, y él lo era, nunca hablas de todo lo que tienes que hablar”.

La Coordinadora de CulturaUNAM, Rosa Beltrán en la inauguración de la FLR 2022.

Socorro Venegas, directora general de Publicaciones y Fomento Editorial de la UNAM, hizo un reconocimiento a Uribe de parte de todo el personal de la dependencia que encabeza, en donde, dijo, “era un maestro querido y admirado. No hacía un magisterio desde las alturas, sino que era generoso, acompañaba”.

“Inteligente pero no pedante, agudo pero no hiriente, y aparte un hombre que realmente entendía el papel súper arbitrario del azar en la vida”, es como lo definió la escritora Verónica Murguía, amiga de Uribe desde que estudiaron juntos la preparatoria, mientras que el traductor y editor Geney Beltrán sostuvo que destacó en las muchas facetas que tuvo al escribir: como cuentista, biógrafo, ensayista y novelista.

El poeta Javier Sicilia.

En la mesa de diálogo Literatura y resistencia, la escritora y socióloga Sara Sefchovich criticó el fenómeno de la moda en la literatura femenina, “en donde haga lo que haga una mujer, resulta que es maravilloso”, ya que esto no representa una valoración de méritos a la hora de escribir. Dijo sentirse molesta de haber trabajado toda la vida para que lo escrito por las mujeres ocupara el lugar que se merece y que ahora sea una moda.

Estudiosa del papel de la mujer en la historia y en la sociedad, la autora publicó en 2020 Del silencio al estruendo. Cambios en la escritura de las mujeres a través del tiempo, “en donde ya estoy enojada y digo, bueno, antes nadie nos pelaba, después dijeron que éramos literatura de bajas calorías y, ahora, nos fuimos al extremo contrario y todo lo que se hace es maravilloso. Y pongo ejemplos de mujeres que no han escrito un solo libro pero los críticos literarios ya dicen que, el día que lo hagan, va a ser buenísimo. A ese grado llega la moda”.

“El estruendo está pasando ahorita con todo lo que hacen las mujeres, con lo que hacen los pueblos indígenas, con lo que hacen todos los que no son el blanco heterosexual. Pero eso no quiere decir que tenemos que olvidar aquello, porque hay críticos que nos dicen que hay que borrar a cualquier hombre heterosexual blanco que haya hecho literatura, y ese es un extremo que nos haría perdernos de muy buenas obras”, advirtió.

La decimocuarta edición de la Fiesta del Libro y la Rosa tuvo un alegre broche de oro con la actuación del grupo Saltapatrás, que interpretó música tradicional mezclada con son y ritmos africanos en el concierto Música para los diablos. Algunos de los asistentes se animaron a ejecutar sus mejores pasos de baile mientras iban cerrando los stands de libros en donde por tres días se exhibió la oferta editorial de la UNAM y de otros sellos que participaron en el evento.

La matamorense Elsa Cross en un dálogo con los asistentes a la FLR 2022.