Nuevas Definiciones 2022

Dr. Adán W. Echeverría-García

Es necesario incorporar nuevas definiciones al diccionario de la política mexicana. Para esta ‘cuarta transformación’ que Su Bajeza Serenísima ha decidido implementar, con sus consabidos fracasos y sus aguerridos logros, lo cierto es que lo más rescatable de este gobierno es el sacudón a las viejas instituciones que durante casi 200 años, y sobre todo en los últimos 40, han construido un paradigma que pretendían inamovible.

El paradigma de la vieja política mexicana ha sido, los últimos 40 años, que el Pri y el Pan han creado libertad y democracia en México. Lo cual es contundentemente FALSO. Con ayuda de las instituciones religiosas, dieron fin a la llamada ‘clase media’, y construyeron dos méxicos, el de los millonarios y sus cercanos, y todos los demás.

Por ello, apuro apenas algunas nuevas definiciones, que los columnistas deberíamos tener muy en cuenta:

Chairo(a): Libre pensador dedicado a resistir la oleada de conceptos lanzados por los Comenta Noticias locales, nacionales y a nivel internacional, que está en busca de la construcción de nuevos paradigmas, que le permitan el acceso a la verdad y la justicia social.

Comenta Noticias: Personajes insignes de prensa, radio y televisión, que construyen un flujo de información poco veraz y no respaldado por pruebas, sino por fuentes que también —como ellos mismos— son construidas por instituciones de empresarios, con la finalidad de que los receptores de sus mensajes se mantengan alienados mediante una moral institucionalizada que les impida reclamar la explotación económica de la que son objeto.

Democracia Mexicana: Monarquía disfrazada de democracia, que reparte los puestos del poder político entre familiares y amigos, cual nobleza del absolutismo europeo, construyendo leyes y normas que eximen a los propios políticos mexicanos quienes se sigan cohesionando en un grupo millonario y todo poderoso.

Dipu-beibis o Semilleros Partidistas: Dícese de los chamacos y chamacas menores de 35 años que se encuentran en un puesto de poder: regidores, síndicos, directores de área en las estructuras de los gobiernos municipales, estatales y federales, así como las diputaciones estatales, federales, senadurías, magistraturas, secretarias de estado, incapaces de pensar por ellos mismos, sino obedientes ciegos de viejos lobos de la Sin Clase Política, a quienes les deben favores.

Mal de la(o) Fea(o): Dícese del enojo que causa a un pobre miserable, todo aquel personaje que tiene talento para cualquier cosa, y que además es físicamente estético(a). Dicho enojo impulsa, a quien padece el mal de la fea, a hablar mal de dicho personaje, y engrandecer todos los errores que como humano comete, y a jamás poder aplaudir ni reconocer virtudes y logros.

Machito de Ordenador: Es todo aquel o aquella que, desde la comodidad de su casita, cafecito, escuelita, microfonito o plumita, desde esa privacidad que le da la lejanía del evento que critican; ahí junto a su ordenador, móvil, tableta, cualquier dispositivo… se mete a las redes sociales, e insulta, amenaza, dice que va a matar, que va a golpear, que va a desaparecerte, ya que no tolera el pensamiento de nadie más que de él mismo.

Partidista: Personaje que le da dinero a los partidos políticos, se deja mangonear por sus líderes, con la esperanza de ganarse un puesto de poder en la Administración Pública, para poder vivir del erario sin rendirle cuentas a nadie.

Sin Clase Política Mexicana: Personajes construidos bajo el esquema de los Partidos Políticos, faltos de ideales, cuyo único objetivo es tener un puesto en la burocracia administrativa de un poblado, municipio, delegación, estado, país, y otras instituciones políticas, desde el cual puedan servirse del erario, para crear y construir empresas, que atiendan las necesidades de otros empresarios, y de los mismos gobiernos, volviéndose insultantemente ricos, sin ser capaces de producir nada que beneficie al pueblo que dicen gobernar.