Ciencia, tecnología y naturaleza se armonizan en la obra de los artistas Angélica Piedrahita y Daniel Pérez-Ríos

Piedrahita y Pérez-Ríos ofrecen anoche conferencias magistrales sobre su trabajo creativo en el Teatro del Centro de las Artes

Monterrey, Nuevo León. Un lugar experimental de exploración y trabajo desde hace varios ha sido la ciencia y la tecnología para la artista Angélica Piedrahita, quien ofreció ayer una conferencia magistral sobre su trabajo creativo, como parte de las actividades en torno a la exposición “Estéticas en Revolución”, que se exhibe actualmente en la Nave Generadores del Centro de las Artes.

“Mis formas de trabajo han estado íntimamente relacionadas con territorios, medios de comunicación, tecnologías y lenguaje”, expresó la artista multimedia, docente e investigadora MFA en Artes Mediales de la SUNNY en Buffalo, NY con una beca Fullbright – Colciencias en 2010.

Estos jóvenes artistas muestran parte de su trabajo creativo en la exposición ‘Estéticas en Revolución’, que se presenta actualmente en la Nave Generadores del Centro de las Artes.

“El recorrido que pretendo hacer en esta charla tiene que ver con los intereses que han estado alrededor de mi trabajo como la cultura visual, procesos de cognición, recursos de producción, entendiendo un lugar mucho más amplio de un panorama de tecnología, experiencia y alteridad, siempre pensando en esta relación con el otro”, señaló.

Este encuentro con las tecnologías, dijo,  llegó a ella tardíamente, en el 2007, cuando estaba proponiendo un juego e interacciones a partir del video en internet.

“Una de esas piezas que se vuelven importantes en mi producción es ‘Leaarnig to love you more. Mirando july’, es una plataforma en internet en la cual las personas comparten imágenes a partir de una especie de comando; es como una petición, ellos incitan a generar ciertas imagnes muy sencillas. Por ejemplo, te dice muéstranos una imagen de una marca que tengas en el cuerpo y sobre esa invitación empiezan las personas a responder”, explicó.

“También he explorado los territorios de la afectividad, utilizando dispositivos que realizan una especie de mapeo del corazón y la relación entre la cardiología, la psicología y la historia de la medicina, en relación con los afectos.

“El corazón es una válvula, para mí era muy importante empezar a pensar ¿por qué el corazón se vuelve ese símbolo de la afectividad y por qué efectivamente cunado estoy triste me duele el corazón”, expresó.

Hay diversos estudios que la van llevando a estos lugares en los que efectivamente hay momentos en que el ventrículo izquierdo se agranda, apuntó.

“Sucede en momentos de depresión muy fuerte, donde el corazón como músculo no tiene la fuerza suficiente para seguir bombeando al resto del cuerpo”, mencionó.

Angélica Piedrahita, participa en la exposición “Estéticas en revolución” con una instalación táctil-sonora sobre el agua de río.

La naturaleza de la tecnología

“Estoy muy interesado en estudiar la tecnología y los medios digitales y partir de ello producir obras de arte”, manifestó por su parte el joven artista Daniel Pérez-Ríos, en su conferencia magistral, que ofreció como parte de las actividades en torno a la exposición “Estéticas en revolución”, que se exhibe actualmente en la Nave Generadores del Centro de las Artes

“La naturaleza de la tecnología yo la entiendo en dos conceptos: el primero es el ecosistema en relación con la tecnología y cómo la tecnología como se incrusta dentro del ecosistema natural”, expuso.

“Me interesa mucho la naturaleza en relación al desarrollo humano. Algo que me fascina es que existen muchos procesos tecnológicos en la vida diaria que involucran a la naturaleza y nuestra forma de vivir, por ejemplo, calentar comida en el microondas y las operaciones médicas, lo que nos muestra que la tecnología está implicada en reparar la naturaleza, el funcionamiento humano”, señaló.

Su obra

“En la exposición que se exhibe en la Nave Generadores presento una serie de pinturas realizadas por un brazo robótico; escogí unos elementos que durante la pandemia eran productos digitales que se vendían en forma masiva, lo que tienen en común es que te llevan a un estado mental”, manifestó el artista.

Por ejemplo, explicó, hay un tapete de yoga para la concentración y meditación y una de sus características es llegar a un estado mental de tranquilidad; también está la mascarilla de belleza, que también provoca un bienestar personal; el jabón en la pandemia provocaba seguridad y un unicornio eran juguetes antiestrés.

La evolución natural de la tecnología

“Hay muchas semejanzas en la forma en que evoluciona la tecnología y la naturaleza”, manifestó Pérez-Ríos,

“Para mí”, añadió, “el inicio de la historia de la tecnología nace cuando se desarrolla el lenguaje, porque este nos permite visualizar, imaginar, recrear, interpretar y a partir de ello podemos ver más allá”.

El ejemplo más reciente de la tecnología, abundó, es la imagen que envió el telescopio James Webb que captura millones de años luz del universo.

“Entonces, la tecnología nos permite ver más allá, pero es el lenguaje lo que nos permite interpretar”, apuntó el creador.

La exposición ‘Estéticas en Revolución’ presenta el trabajo notablemente imaginativo y creativo de los jóvenes artistas Daniel Lara Ballesteros, Daniel Pérez-Ríos, Ernesto Walker y Angélica Piedrahita.

La exposición ‘Estéticas en Revolución’ permanecerá en exhibición en la Nave Generadores del Centro de las Artes hasta el 11 de septiembre de 2022. El horario de la galería es de lunes a domingo de 10:00 a. m. a 8:00 p. m. La entrada es libre.