“La narrativa visual es un retrato de la vida”: Teresa Gerardi González

Monterrey, Nuevo León. “Para realizar un documental fotográfico se debe efectuar una ardua investigación y conocer profundamente las historias para poder contarlas”, manifestó la fotoperiodista y académica Teresa Gerardi González, quien imparte el taller “Narrativa Visual Documental”, en el Centro de las Artes.

“No puedes hacer un documental sobre cualquier tema, sino tienes una investigación previa; tienes que saber qué es lo que ya se ha hecho sobre el tema para no caer en copias. Una investigación profunda te permitirá logar esa narrativa y ese lenguaje para que tus imágenes sean atractivas visualmente y que tengan tu sello y ese discurso que deseas transmitir”.

Dicho taller se realiza como parte de las actividades previas del 20 Encuentro de Fotografía. “Realidades”, que se lleva a cabo de 5 al 9 de septiembre en el Centro de las Artes, organizado por el Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León.

La fotoperiodista y académica Teresa Gerardi González imparte el taller ‘Narrativa Visual Documental’, como parte de las actividades previas del 20 Encuentro de Fotografía, que lleva el título ‘Realidades’.

“La narrativa visual consiste en que la imagen exprese una historia o en una serie de fotografías con una historia que las une. Retrata la vida, circunstancias o serie de personas en un tiempo determinado”, manifestó la destacada fotógrafa.

“La narrativa visual es el arte de contar historias. Es el cómo poder transmitir a los lectores visuales lo que estabas sintiendo en ese momento que estabas con esos personajes, con ese documental, al mostrar las imágenes; es cómo puedes manejarlo acorde a la técnica, a la composición y la situación sin ser invasivos y sin alterar la escena”.

La mayoría de las historias, mencionó, ya están contadas.

“Entonces hay que ver cómo la vamos contar, es tratar de buscar nuestro propio sello, nuestra identidad al momento de realizar el documental”, indicó.

El lenguaje fotográfico reflejo de la personalidad

“El leguaje fotográfico va de acuerdo a la personalidad, quiénes son nuestros maestros de la fotografía, los precursores contemporáneos de la fotografía documental y documental social, que, gracias a sus imágenes, en la mayoría de denuncia, se pudieron crear leyes y otros que visibilizan alguna problemática social”, señaló.

“La mayoría de las historias ya están contadas, entonces hay que ver cómo las vamos contar, es tratar de buscar nuestro propio sello, nuestra identidad al momento de realizar el documental”, manifestó la destacada fotógrafa.

“Hay que documentarnos, nutrirnos visualmente, no para copiar y seguir una línea, sino para, a partir de allí, crear nuestra personalidad en la fotografía”.

Taller Narrativa Visual Documental

“El objetivo del taller es lograr que cada uno de los que asistan puedan llegar a crear esa narrativa de los tan sonados foto documentales en la que todos batallamos”, explicó la instructora.

“Primero se da una línea de cómo iniciar para crear tu foto documental; el primer paso es definir la temática, qué voy a hacer, cómo lo voy a hacer y porqué. Es saber de qué se va hablar, quienes son los personajes y qué tanto se de ellos; luego hay que ver la cercanía y la viabilidad del proyecto”.

El Taller Narrativa Visual Documental se imparte del 5 al 7 de septiembre de las 5:00 a las 8:00 p. m. en el Centro de las Artes, ubicado en el interior del Parque Fundidora.

Teresa Gerardi González

Nace en Piedras Negras, Coahuila tomando a Monterrey como ciudad adoptiva desde hace más de cuarenta años.

Termina sus estudios de licenciatura en comunicación especializándose en publicidad en el año 2000 para cruzar hacia otros sueños al estado de California en Estados Unidos para estudiar como técnico de cuarto oscuro, más la indiferencia del americano le hizo recapacitar de la calidez de México regresando a Monterrey en el año 2002 tomando un año sabático para iniciar de lleno como fotógrafa y amante del fijador.

Sus comienzos en fotografía de prensa fueron en el Municipio Monterrey en la administración de Adalberto Madero en el 2007 y al año siguiente, fue invitada a colaborar como fotógrafa en el equipo del IV Festival Internacional de Cine de Monterrey, conociendo la obsesión mediática de la cual fue parte en ese mismo año unirse al periódico El Norte formando parte del Staff de fotógrafos en donde aprendió lo que conlleva la imagen periodística.

Tras ocho años decidió renunciar y explorar la línea práctico-académica del fotoperiodismo, por lo que se incorporó como docente en la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Nuevo León, en donde aún continúa, mientras iniciaba sus estudios de maestría en comunicación con enfoque en fotoperiodismo, sin dejar ejercer la fotografía por su cuenta teniendo la oportunidad de registrar artistas de la plástica, músicos, empresarios, así como personalidades de la danza contemporánea, exposiciones y la Serie Turismo en el Autódromo de Monterrey.

Actualmente trabaja en dos proyectos de documentación sobre aquellos seres no invitados que se mueven en los márgenes de la sociedad, continuando con su formación académica en la Universidad Complutense de Madrid que inició en el 2021 con un Doctorado en Periodismo mientras sigue creyendo en la libertad como condición única y el rock como ansiolítico contemporáneo.