“La novela está hecha de grandes sacrificios”: Martín Solares

El escritor, crítico y editor mexicano Martín Solares, Premio Nacional de Literatura Efraín Huerta en 1998, abrió con una charla sobre la novela, el ‘XXVII Encuentro Internacional de Escritores 2022, Babel: Confluencia de los géneros literarios’, en el marco de la Feria Internacional del libro Monterrey 2022 en Cintermex.

Solares abordó en su charla el tema de las novelas, develó la vida secreta de las novelas   y qué pasa dentro de estas.

“La novela está hecha de grades sacrificios”, manifestó el escritor, crítico y editor mexicano Martín Solares, Premio Nacional de Literatura Efraín Huerta en 1998, en un diálogo con la escritora regiomontana Orfa Alarcón, que se realizó hoy en el arranque del ‘XXVII Encuentro Internacional de Escritores 2022, Babel: Confluencia de los géneros literarios’, en el marco de la Feria Internacional del libro Monterrey 2022 en Cintermex.

“La novela es un género en cual siempre estamos cerca de la derrota, pero sabemos que siempre nos trataremos de levantar otra vez el día siguiente y cuando logramos escribir un buen capítulo y más una buena novela todo el mundo tiene sentido”, expresó.

Solares, abordó en su charla el tema de las novelas, develó la vida secreta de las novelas y qué pasa dentro de estas.

Escritor multifacético

“El escritor tiene que alimentarse de una serie de frustraciones, situaciones que vienen incluidas con la condición humana y por lo tanto tiene que ser multifacético, y Martín Solares es escritor, editor, profesor, tallerista y guionista y ha incursionado en todos los géneros: ensayo novela, literatura infantil. Él representa muy bien lo que es el escritor mexicano, y cómo se va nutriendo de su realidad para poder estar escribiendo sus obras”, manifestó Orfa Alarcón.

La novela está hecha de grades sacrificios

“En la historia de la novela hay una evolución. Es sin duda, un género muy importante y para entrarle a escribir una novela hace falta mucho valor, porque tienes que trabajar todos los días tú solo contra el universo. Tienes que dar lo mejor de ti y luego resumirlo y veces destituirlo, porque resulta que esa novela no requiere eso, sino otra cosa, a veces más oscura o más loca. Y tienes que aprender a sacrificar. La novela está hecha de grandes sacrificios”, manifestó Solares.

“Nos pueden pasar las peores catástrofes después de la hora y media en la madrugada que le dedicamos a escribir, pero ese día nosotros ya cumplimos nuestra vocación”, expresó.

La alegría del punto final

“Y si tenemos la alegría de terminar la novela de acuerdo a nuestros planes originales, aunque estos incluyan la locura, el sinsentido, la búsqueda de lo profundo, zonas oscuras que no imaginábamos dentro de nosotros, cuando terminamos y pongamos el punto final, nos vamos a sentir como que ya cumplimos nuestra misión en esta tierra, porque estamos continuando de algún modo con esa necesidad que sentimos todos en la vida de escuchar una historia cuando llega la oscuridad”, señaló.

Luego de esta charla, el encuentro continuó con la realización de la Mesa 1 con el tema ‘Litorales retrospectivos: el espacio emocional y su traslado a la ficción’, con la participación de los escritores Julián Herbert (México), Iveth Luna (México), Isabel Zapata (México) e Iza Rangel (Moderadora).