Dejan estudiantes UDEM legado de proyectos de servicio y alto impacto social

Dos alumnas de esta casa de estudios acreditan el programa Formar Para Transformar, a través del cual participaron en iniciativas que ayudan a combatir la deserción escolar y proteger el patrimonio de personas en condición vulnerable

San Pedro Garza García, Nuevo León.- Para resumir el legado que Julia Guerrero Puente y Mónica Martínez Yáñez han dejado en el transcurso de sus años como estudiantes de la Universidad de Monterrey bastan dos palabras: entrega y servicio.

Y es que Julia, quien egresará de la Licenciatura en Ciencias de la Educación en el actual semestre de Otoño 2022, y Mónica, quien hará lo mismo de la Ingeniería en Innovación Sustentable y Energía, participaron en el programa Formar Para Transformar de la UDEM, el cual acompaña a las y los alumnos con vocación de servicio durante el transcurso de sus programas académicos, de manera que tengan una formación integral y desarrollen proyectos sociales con visión a largo plazo que transformen la realidad. Ellas acreditaron formalmente dicho programa el pasado 5 de diciembre, en una ceremonia realizada en el Claustro Universitario de esta casa de estudios.

Isabella Navarro Grueter, vicerrectora de Formación Integral, apuntó que las alumnas hacen letra viva los principios de la UDEM: “reconocemos que, como institución, tenemos una obligación moral con la sociedad. Y hace un par de años definimos esta obligación como el humanizar a la sociedad a través de la educación, la investigación y el servicio. Y es a través de programas como Formar Para Transformar y de proyectos como los de Julia y Moni que podemos cumplir con nuestra obligación”, dijo.

Julia centró sus esfuerzos en niñas, niños y adolescentes, trabajando en casas hogar y escuelas con cuatro proyectos de los que formó parte o fundó: Talento de Barrio, Ohana, Mandrágoras y Uno Más Uno. Ahí combatió la deserción escolar, contribuyó al desarrollo del autoconocimiento de las y los jóvenes, y brindó talleres deportivos y culturales: “Formar Para Transformar, para mí, no fue solamente un programa que te forma en lo social como agente de cambio, sino que está consciente de que para dar lo mejor de mí tengo que ser primero mi mejor versión”, apuntó.

Por otra parte, Mónica, mediante el Colectivo Somos Nosotros, participó en un proyecto de desarrollo comunitario urbano a largo plazo en la colonia Jesús M. Garza, en Santa Catarina, la cual colinda con el campus de la UDEM. Ella explicó que dicha zona sufre deterioro urbano y aumento de desigualdades socioeconómicas. Si bien el área lleva décadas de existencia, aún se le denomina asentamiento irregular. Así, dijo, las principales metas del proyecto son concretar la certeza jurídica del patrimonio de los habitantes, asegurar el derecho a la ciudad y contribuir al mejoramiento de la calidad de vida mediante procesos de regeneración urbana y social. Trabajaron de cerca con las y los vecinos.

Al evento también asistieron Jean Guerrero Dib, director de Identidad y Principios Institucionales de la UDEM, y Leticia López Villarreal, directora del Centro para la Solidaridad y la Filantropía de la UDEM, así como padres de familia, formadores y compañeros de las estudiantes, quienes las exhortaron a seguir adelante con su vocación de servicio.